19 de mayo de 2012
19.05.2012

Abogado a la fuga

La Audiencia Provincial dicta una orden de detención internacional contra J. S. A., un letrado ovetense condenado por múltiples estafas

18.03.2012 | 06:43

P. G.


La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo ha dictado una orden de busca y captura a nivel internacional contra un abogado ovetense sobre el que pesan varias condenas por estafar a sus clientes. El letrado, que responde a las iniciales J. S. A. F.-P., llevaba un tiempo en Villabona por una de las múltiples estafas de las que está acusado. Pero aprovechando un permiso por motivos médicos se dio a la fuga a finales del pasado mes. En ese momento el Juzgado ya dictó una orden de busca y captura que ahora amplía la Audiencia.


El tribunal ha tomado esta decisión después de haber hecho firme esta semana una sentencia contra el letrado, suspendido por el Colegio de Abogados desde hace meses. En este caso, la condena, que fue recurrida sin suerte ante el Tribunal Supremo por el abogado, muy conocido en la ciudad, fue de tres años por estafa y falsedad documental. El letrado aprovechó la documentación que poseía de una antigua clienta para vender a otra mujer una finca. La acusación fue ejercida desde el bufete de Álvaro López Castro. En círculos jurídicos se cree que el abogado puede haber huido a algún lugar de Hispanoamérica. En principio, Pope, como lo conocen sus amigos, tenía un «modus operandi» muy definido: aprovechaba la confianza que depositaban en él sus clientes para cometer todo tipo de estafas.


Por ejemplo, llegó a ejercer de intermediario para la venta de unos terrenos cuyo propietario desconocía la operación y cobrar el montante al comprador. También se quedó con una herencia que había tramitado. Otra vía que encontró fue la de los inmigrantes. En un caso llegó a comprometerse a gestionar los impagos de la hipoteca de una familia inmigrante ante el banco. Los engañó asegurando que había llegado a un acuerdo para el pago de distintas cantidades al mes que la familia le entregaba periódicamente. El dinero nunca llegó al banco. Sí una orden de embargo. También ha sido denunciado por Hacienda por no pagar los impuestos. Pero sus problemas con la justicia no son nuevos. Ya fue condenado en 2000 por falsedad documental y en 2005 por apropiación indebida. Algunos casos contra él están instruyéndose y otros no han llegado a juicio porque su familia ha devuelto el dinero a alguna de sus víctimas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine