Un comité de sabios tendrá listo el plan para la Vega y el Cristo en septiembre

Las administraciones local y regional quieren que urbanistas, vecinos y la Universidad colaboren en la redacción del proyecto para las dos fincas

07.02.2013 | 01:56
Belén Fernández y Agustín Iglesias Caunedo charlan instantes antes de la reunión sobre la Vega y el Cristo. Belén Fernández y Agustín Iglesias Caunedo charlan instantes antes de la reunión sobre la Vega y el Cristo.

Pablo GONZÁLEZ


Un comité de sabios, formado por técnicos del Ayuntamiento de Oviedo y el Principado, comenzará a trabajar próximamente en la redacción de un documento en el que recogerán las líneas maestras del plan urbanístico para las parcelas del Cristo y la Vega, que ocupan una superficie total de unos 280.000 metros cuadrados. El objetivo de ambas administraciones es que el documento esté listo a lo largo del mes de septiembre. Así lo acordaron ayer Agustín Iglesias Caunedo (PP), alcalde de Oviedo, y Belén Fernández (PSOE), consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado, durante una reunión en la sede de la Consejería que se alargó durante casi 45 minutos.


Belén Fernández planteó que la hoja de ruta que diseñe el comité de sabios -estará formado por dos expertos de la Consejería en cuestiones de urbanismo y por otro vinculado al ámbito del patrimonio cultural, y por otros tres del Ayuntamiento de Oviedo- saldrá de un informe que será «técnico, solvente, riguroso» y que integrará «las distintas sensibilidades y visiones» del Principado y el Ayuntamiento. A partir de que las intenciones de ambas administraciones se trasladen al papel, según Fernández, se «abrirá un proceso de debate de participación social que pensamos que es fundamental». En este debate está previsto que participen profesionales vinculados a distintas disciplinas, colegios profesionales, la Universidad de Oviedo y los vecinos. «Hablamos de urbanismo y territorio democrático, lo que pasa por contar con la gente que vive y participa de la realidad urbana de su entorno», señaló la consejera de Fomento.


Tanto Fernández como Caunedo evitaron establecer de manera tajante líneas rojas en este debate, como poner coto a la especulación y la construcción de viviendas. Aunque Fernández señaló que «no hay parámetros impeditivos desde el punto de vista legal» para destinar a viviendas parte del suelo que se liberará en el Cristo, tras el traslado del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), y en la Vega, señaló que «la sensibilidad del Principado, y estoy convencida que compartida por el Ayuntamiento, es una apuesta por la sostenibilidad». Fernández añadió que esta sostenibilidad debe ser «energética y ambiental» y lleva aparejada «un descarte de planteamientos especulativos». La responsable de la Consejería de Fomento es partidaria de un trabajo que apueste por la «mesura» y que huya del «grandonismo». ¿Pero esto supone cerrar la puerta a contar para el plan con la inversión privada? «No es momento de descartar ni de afirmar absolutamente nada», señaló la Consejera.


Para el diseño de la Vega y el Cristo ambas administraciones, según Fernández, parten sin «ninguna idea previa», pero sí les gustaría que el resultado final contara «con espacios atractivos con un componente de innovación». Fernández no quiso ir más allá y reconoció que el tamaño de las parcelas del Cristo y la Vega permite «recoger usos mixtos sin perjuicio de que tengan un uso dominante».


Agustín Iglesias Caunedo considera que para el diseño del futuro de los dos solares es necesaria la «máxima cooperación» de las dos administraciones, ya que considera las fincas del Cristo y la Vega «básicas para el desarrollo de Oviedo y de Asturias». El alcalde de la capital del Principado aseguró, tras el encuentro con la consejera de Fomento, que «todos tenemos claro cuáles son las premisas: tenemos que hacer ciudad y apostar por desarrollos sostenibles». Caunedo confía en que «en septiembre esté listo el documento técnico que pueda ser debatido». Pero evitó ser más concreto, ya que «hay parcelas con uso real (en referencia al HUCA) y no todos los terrenos son propiedad del Principado y del Ayuntamiento». Por eso aseguró que «no podemos empezar a poner fechas de cuándo van a entrar las palas a mover tierra». En este punto Caunedo fue claro: «No nos marcamos plazos que sabemos que no seríamos capaces de cumplir».


¿Y el informe del comité de sabios será vinculante? Caunedo fue el encargado de responder a esta pregunta y aseguró que se tratará de «un informe político que manifestará una orientación política». Y añadió que este informe «va a garantizar que el desarrollo de las dos parcelas será óptimo y que no se generará ningún tipo de tensión». El Alcalde rehuyó la cuestión de si el futuro diseño al detalle de los planes para la Vega y el Cristo debe pasar por la convocatoria de un concurso internacional de ideas, tal y como han planteado varios arquitectos y expertos en urbanismo. «Lo primero es la ordenación básica», zanjó.


En un principio, la representación del Ayuntamiento de Oviedo en el comité de sabios estará formada por Ricardo Caballero, jefe de servicio de Urbanismo municipal; Ignacio Ruiz Latierro, jefe de servicio de Obras e Infraestructuras, y por el arquitecto municipal Manuel Suárez Lledó. Los dos primeros participaron en la reunión celebrada ayer en la Consejería de Fomento.

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine