El tripartito planta al cabildo en la celebración del patrono de la ciudad

El Arzobispo preside este mediodía la misa de San Salvador, que se celebra por primera vez sin representación del gobierno local

06.08.2015 | 05:37
Los fieles recogen el laurel bendecido, en la fiesta del Salvador.

Por primera vez desde que el cabildo tiene constancia, el Ayuntamiento de Oviedo no estará representado a título institucional por el Alcalde o los concejales del equipo de gobierno en la misa de San Salvador que se celebrará hoy en la Catedral. El deán Benito Gallego confirmó ayer que el tripartito local ha desestimado su invitación a compartir la celebración del patrono de la ciudad. Esta ausencia llega después de sucesivos desencuentros entre el actual gobierno y el cabildo y solo unos días después de que el deán renunciara a la subvención municipal que recibía de la Catedral, "para ser libres y zanjar polémicas", según sus propias palabras.

En la misa, que comenzará a las doce de la mañana y que presidirá el arzobispo Jesús Sanz Montes, no habrá reservado ningún banco para los miembros de la Corporación, como era costumbre desde que el deán recuerda. Benito Gallego asegura "no tener sensación de agravio" aunque reconoce que "estaría más conforme si asistieran, porque ellos no representan solo a unos pocos sino a todos los ovetenses, entre los que hay católicos".

Benito Gallego hizo ver que San Salvador para Oviedo es algo más que una festividad religiosa y señaló que "está enraizada en la ciudad" como las celebraciones de San Mateo, Santa Eulalia de Mérida o el Corpus.

El deán dice tener constancia de que algunos concejales asistirán a la misa de hoy pero "a título personal", no en representación del Ayuntamiento. Serán los ediles del PP.

De cualquier modo, el Ayuntamiento de Oviedo contribuirá a la celebración del patrono de la ciudad aportando las ramas de laurel que al acabar la misa son bendecidas y repartidas entre los fieles y que según la tradición sirven de protección para las tormentas. El deán espera a los operarios del servicio municipal de jardinería que las llevarán hasta la Catedral a primera hora de la mañana.

El Arzobispo oficiará la misa solemne junto a varios miembros del cabildo y otros sacerdotes que se sumarán a esta celebración.

Las desavenencias entre el nuevo gobierno local y el cabildo de la Catedral culminaron la semana pasada, cuando el deán informó personalmente al alcalde, Wenceslao López, que renunciaba a la subvención municipal para evitar polémicas. Antes, el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos "Rivi", había reclamado para la ciudad el solar del Jardín de los Reyes Caudillos, poniendo en cuestión que fuera propiedad de la Iglesia. Por otra parte, la aprobación de la subvención que el Ayuntamiento daba anualmente a la Catedral fue paralizada en la comisión de Cultura, con el acuerdo de todos los grupos municipales. Los concejales del PP se reunieron posteriormente con el deán y manifestaron públicamente su disposición a apoyar la concesión de la ayuda municipal.

La festividad de San Salvador, que se celebra el 6 de agosto, es la referencia para el Jubileo de la Santa Cruz y las fiestas de San Mateo, que se celebran en torno a él. Cuarenta días después de San Salvador es la Exaltación de la Cruz, el 14 de septiembre. Ese día comienza el Jubileo o Perdonanza, por la que en la época del auge de las peregrinaciones la ciudad se llenaba de gente y se organizaban mercados y festejos. La Perdonanza acaba el día de San Mateo, que da nombre a las fiestas de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine