El PP acusa al gobierno de cambiar la Fundación de Cultura para crear su "red de chiringuitos"

"Tienen un plan de exterminio cultural", denuncia Gerardo Antuña, que señala que fue Rivi quien diseñó la actual entidad

07.08.2015 | 05:33
Gerardo Antuña. luisma murias

La pretensión del gobierno local (Somos, PSOE e IU) de reformar por completo la Fundación Municipal de Cultura para duplicar sus puestos de trabajo ha indignado al PP. Uno de sus concejales, Gerardo Antuña, acusó ayer al tripartito de querer hacerlo para crear una "red de chiringuitos culturales" y meter a "gente afín" a trabajar en una entidad que afronta una remodelación sólo dos años y medio después de su última constitución.

Antuña fue especialmente contundente con el edil de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, "Rivi", a quien recordó que fue él, junto al resto de grupos municipales, quien pactó y diseñó el actual formato de la entidad que ahora pretende modificar. "Fue Sánchez Ramos, entonces líder de IU en la oposición, quien negoció y pactó cómo se iba a organizar y qué personal iba a tener. Él estuvo en reuniones y llegó a acuerdos", explicó Antuña en una rueda de prensa celebrada ayer en el Ayuntamiento. Antuña calificó de "muy grave" las acusaciones el titular de Cultura sobre los trabajadores de la Fundación, de los que dijo "fueron acosados y denigrados". "En ningún punto (de la negociación de entonces) habló de aumentar las asignaciones a esos trabajadores", afirmó Antuña, que apuntó: "¿Está diciendo Rivi con estas afirmaciones que los sindicatos (UGT y CCOO) permitieron entonces esa persecución?". El edil popular acusó al nuevo gobierno municipal de tener elaborado un "plan de exterminio de la Cultura con mayúsculas", de trabajar con una "política de titulares fáciles" y de actuar con "clara evidencia de destrozar el pasado y ser un esperpento" para la cultura ovetense, que calificó de "referente" a nivel nacional e internacional. El ex concejal de Seguridad Ciudadana en el anterior gobierno municipal aseguró que con estas actuaciones "se da una vuelta al pasado más rancio de los últimos 35 años de la izquierda" y que "reclamamos que esto no pase en la Fundación Municipal de Cultura". "IU se ha convertido en un reo tóxico de la radicalidad", afirmó el concejal popular, que exigió la recuperación del "Sánchez Ramos dialogante y conciliador que fue capaz de llegar a acuerdos desde una ideología completamente diferente a la del gobierno anterior".

Gerardo Antuña dejó claro que no se fía de que, en un futuro, se mantengan las partidas destinadas a actividades culturales como el Festival de Verano y la temporada de Ópera. "Este año no tuvieron mucho margen", dijo, y reclamó que esto se mantenga porque, repitió, "Oviedo es un referente cultural". El representante del grupo conservador criticó también la decisión del tripartito de crear una nueva fundación de Deportes y calificó de "brillante" la gestión de los deportes en los últimos años. "Les interesa hacer algo a medida", remató.

La idea del nuevo gobierno es modificar los estatutos de la Fundación Municipal de Cultura para ampliar sus competencias e incrementar su plantilla. Actualmente, en la entidad, que maneja un presupuesto de casi once millones de euros, trabajan "unos diez" empleados públicos y la idea es, "al menos", duplicar la plantilla. Sánchez Ramos se comprometió a tener los estatutos en septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine