El Alcalde descarta hacerse cargo del personal de la Auxiliar de Recaudación

López niega la subrogación de los trabajadores que apuntó el edil de Empleo y advierte de que "legalmente es inviable" y, además, "injusta"

28.08.2015 | 04:40
Wenceslao López.

El alcalde, Wenceslao López (PSOE), cierra la puerta a la incorporación de los 42 trabajadores de La Auxiliar de Recaudación -la empresa que gestiona el cobro de las tasas e impuestos municipales- a la plantilla del Ayuntamiento de Oviedo una vez remunicipalizado el servicio. "Legalmente es inviable. Nadie puede entrar por la puerta de atrás en la Administración pública, por dos razones: porque es injusto y por que es ilegal. No podemos darles prioridad sobre otras personas que están en el desempleo y preparando oposiciones", manifestó el Alcalde. Con esas palabras, corregía al concejal de Empleo, Rubén Rosón (Somos), que el día anterior, tras reunirse con los trabajadores, había manifestado que el Ayuntamiento de Oviedo intentaría buscar una fórmula legal para subrogar su contrato.

"Queremos recuperar el Ayuntamiento", declaró ayer López, y añadió que, en su agenda de gobierno y "si hay que establecer prioridades", "el de recaudación es el primer servicio que hay que remunicipalizar". No hay vuelta atrás, asegura, y agrega que se niega a crear falsas expectativas entre los empleados de la empresa adjudicataria. "Lo tenemos claro: este es un problema laboral. La empresa que tiene contratados a estos trabajadores tiene sus obligaciones y si rescinde sus contratos es su responsabilidad", expuso. "Esto es lo que pasa cuando se entrega un Ayuntamiento a manos privadas", añadió el regidor ovetense y añadió que las consecuencias del paso que el Ayuntamiento está decidido a dar "a nadie agradan".

Wenceslao López indicó que "Oviedo es la excepción en Asturias", por gestionar el servicio de recaudación de tributos a través de una empresa privada, y añade que, una vez asumido por la Administración del Principado serán sus responsables los que decidan si requieren más personal o no para hacer frente a la nueva carga de trabajo. Esa es, subrayó, una decisión que sobrepasa sus competencias.

El pasado miércoles los empleados de la Auxiliar de Recaudación reconocían salir "decepcionados" de la reunión que habían mantenido con el concejal de Empleo. "No somos una prioridad para el gobierno municipal", se lamentaba la portavoz del personal, la responsable de Recursos Humanos de la empresa, Maite Álvarez.

Aún así, Rubén Rosón se había comprometido a reunirse con los trabajadores "al menos una vez por semana" para mantenerlos informados de los avances administrativos y las decisiones que la junta de gobierno local vaya adoptando. El edil responsable de Empleo añadió que el Ayuntamiento intentaría buscar una fórmula legal para subrogar a la plantilla de la Auxiliar de Recaudación. El Alcalde rechaza esa posibilidad y ayer agregó que el equipo de gobierno está dedicado ahora a "analizar las condiciones del ente de recaudación" del Principado.

Wenceslao López mantuvo ayer una reunión con los delegados sindicales de UGT en el Ayuntamiento de Oviedo en la que analizaron cuestiones laborales pendientes, como la falta de personal. "Ese es un reto al que nos enfrentamos, el de hacer Ayuntamiento", reconoció el Alcalde. También se pusieron sobre la mesa, según refirió, cuestiones como las mesas de negociación laboral, la relación de puestos de trabajo y los planes de empleo. Al encuentro asistió el concejal de Interior, Isidro Iván Álvarez (IU), que manifestó que había "sido muy satisfactorio para ambas partes" y que en él se había hablado del servicio de recaudación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine