El PP acusa al tripartito de declarar la guerra a la Iglesia y "boicotear" la romería del Cristo

Belén Fernández: "Nadie puede obligar a Sánchez Ramos a ir a misa, pero él no puede condenar a los ovetenses a vivir sus traumas anticlericales"

04.09.2015 | 02:11

"El tripartito ha declarado la guerra a la Iglesia, lo último ha sido boicotear la romería del Cristo, de manera que las fiestas de San Mateo de este año son las más sectarias de la historia". La concejala del PP Belén Fernández Acevedo explicó ayer en rueda de prensa que este es uno de los motivos que la ha llevado a votar en contra de la programación de San Mateo en la última reunión de la junta de gobierno de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF). El resto de grupos políticos en el Ayuntamiento, incluido Ciudadanos, también en la oposición, votaron a favor. "Nadie puede obligar a Sánchez Ramos (en alusión al concejal de Festejos, de IU) a ir a misa o en procesión, pero él tampoco puede imponer que los ovetenses que lo deseen no vayan a misa y procesionen", dijo, tras acusar al concejal de "condenar a todos los ovetenses a vivir sus traumas anticlericales".

"No voté en contra por capricho ni por meras razones políticas, sino porque considero que estamos ante la propuesta festiva más sectaria, más ideologizada y más demagógica de la historia de la ciudad", dijo Fernández Acevedo. Para la concejala la romería del Cristo -que no contará, en principio, con apoyo institucional este año- es "mucho más" que una ceremonia religiosa. "Es una tradición y una cita importante para miles de ovetenses que tienen tanto derecho a recibir el respaldo del Ayuntamiento, como, por ejemplo, quienes adoran las banderas republicanas", manifestó. "El señor Ramos no puede hacer que la SOF se enfrente con la Iglesia y ofenda a quienes tienen unas creencias religiosas sólo por dar rienda suelta a sus propias convicciones y a su necesidad de teatralizar su izquierdismo radical para sintonizar con quienes comparten banco con él pero le quieren más bien poco", añadió la concejala del PP. Así, desde el principal partido de la oposición consideran que los tres brazos del tripartito están compitiendo "para ver quién es más radical" y así "adquirir cierto protagonismo mediático".

La consecuencia del "anticlericalismo" que Fernández Acevedo observa en el diseño de la programación de las fiestas de San Mateo es para el PP "un insulto" a una parte de los ovetenses "que sienten las tradiciones, que las viven con fe y que lo único que quieren es que su Ayuntamiento les permita mantener y enriquecer las tradiciones de Oviedo y de los ovetenses".

La concejala popular, en su retahíla de críticas al concejal de Festejos de IU también deslizó que su verdadera religión "son los chiringuitos", y que de ahí, su empeño por fomentar la programación de la musical de la Catedral y "despreciar" otras alternativas como el Gastromateo o el recinto de La Ería.

Por último, la edil que hasta el año pasado organizaba las fiestas de San Mateo pidió a los nuevos responsables municipales que "en vez de perder el tiempo en revoluciones ridículas" promuevan "unas fiestas amplias, participativas, diversas, seguras y con espacios para todos, en lugar de las más sectarias, ideologizadas y demagógicas de la historia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine