El Gobierno sopesa hacer una auditoría a La Auxiliar de Recaudación, como exige IU

La coalición quiere conocer el estado de la empresa, a la que se le podría conceder una prórroga

25.09.2015 | 04:12
Rosón, junto a trabajadores con camisetas que protestan contra él.

El tripartito que gobierna la ciudad (Somos, PSOE e IU) valorará esta mañana en junta de gobierno la posibilidad de realizar una auditoría a la Auxiliar de Recaudación, la empresa que se ocupa de recaudar los impuestos y cuyo contrato finaliza el próximo 31 de diciembre. La idea la pondrá hoy encima de la mesa IU, que quiere conocer con detalle el estado de la empresa y acceder a su documentación para saber su situación. La coalición pidió incluir el asunto en el orden del día para propiciar una votación, pero "no nos hicieron caso una vez más". El asunto se sacará al final, en el apartado de ruegos y preguntas.

IU fue el primer socio del tripartito que pidió una prórroga para la empresa con el objetivo de dar una tregua a los 42 trabajadores, que temen por sus empleos y que llevan días manifestándose. La coalición pedirá a sus socios los informes que tengan al respecto para valorar la situación de la empresa.

El tripartito, por su parte, mantiene su intención de tomar una decisión al respecto en octubre, como anunció la semana pasada Wenceslao López. El Alcalde está a la espera de recibir un informe que le aclare si el trasvase de la recaudación al Principado, la primera opción que se valora por ser la "más inmediata", es viable en tiempo y forma. López asegura que hasta que no tenga información al respecto no tomará ninguna decisión, pero ya dejó caer que, en el caso de que no se pueda hacer, las opciones de conceder una prórroga a la empresa "son altas". En ese nuevo escenario, Wenceslao López no descarta la opción que más le gustaría: crear una empresa municipal que se encargara de la recaudación de los impuestos de la ciudad.

Por su parte, el diputado de Podemos en la Junta, Enrique López, se posicionó ayer junto a los trabajadores de La Auxiliar de Recaudación, que, curiosamente, ya se han manifestado más de una vez contra el concejal de Economía, Rubén Rosón, secretario general del partido morado en Oviedo.

"La decisión sobre Recaudación es una decisión política que supone devolver a su sitio la gestión de un servicio público", señaló López antes de advertir, no obstante, de que Podemos no forma parte del Ayuntamiento de Oviedo en el que Somos, la candidatura de unidad popular impulsada por su partido, cuenta con seis concejales,. López se mostró convencido de que tomarán "la decisión mas adecuada".

El parlamentario morado subrayó que no es viable "ni legal ni moralmente" que los trabajadores de La Auxiliar de Recaudación accedan directamente a la administración tanto a la autonómica en caso de que el Ente de Servicios Tributarios asuma esta labor -que realiza para el resto de ayuntamientos asturianos- como si finalmente es la propia corporación ovetense quien lo gestiona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine