El Alcalde cita la Constitución para justificar su ausencia en el Cristo

El párroco lleva "con tranquilidad y paciencia" los cambios en la romería de mañana, excluida del programa de San Mateo

26.09.2015 | 05:08
Las reinas de San Mateo y Mateín, en la última romería del Cristo.

El Ayuntamiento de Oviedo no estará representado institucionalmente en la romería del Cristo de las Cadenas, una tradición secular con la que se dan por cerradas las fiestas de San Mateo y que se celebrará mañana. No asistirá el Alcalde, el socialista Wenceslao López, que asegura que ni lo ha considerado. "Soy extremadamente respetuoso con las creencias religiosas de todo el mundo y entiendo que no me corresponde extender la representación institucional a ese ámbito", sostiene López, que ayer, hablando de esa cuestión, citaba la Constitución en lo que concierne a la separación entre Iglesia y Estado.

La Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) ha excluido este año del programa de San Mateo la romería del Cristo. El párroco, Julián Herrojo, sostiene que lleva vinculada a las fiestas de la ciudad desde los años 70 y hay documentos antiguos que la relacionan directamente con el jubileo de la Santa Cruz. Este año, según Herrojo, no habrá misa campera porque el Ayuntamiento no colocará ninguna carpa en el exterior. En el interior de la ermita habrá misas cada hora, desde las ocho de la mañana hasta las siete de la tarde. El coro del Arciprestazgo de Oviedo cantará a las doce y la una y la banda de gaitas "Ciudad de Oviedo" a las doce.

El sacerdote dice haberse adaptado a las nuevas circunstancias "con paciencia y tranquilidad": "No hago un drama de ello y es sabido que para los que aman a Dios todo sirve para el bien".

El concejal de Festejos y presidente de la SOF, Roberto Sánchez Ramos (IU), aludió al laicismo establecido en la Constitución y al respeto a todas las confesiones. "En lo que se refiere al acto festivo vamos a colaborar con la banda de gaitas, que es lo que nos pidió la parroquia; en lo que concierne al acto religioso tanto los concejales como los ciudadanos decidirán libremente si asisten o no a la santa misa", expuso. El edil opina que, con los gobiernos del PP, "el Ayuntamiento se entrometió en la autonomía de la Iglesia católica". También recurrió a argumentos económicos, aludiendo a facturas de "entre seis mil y siete mil euros" por la instalación de la carpa junto a la iglesia del Cristo y el refrigerio que el Ayuntamiento ofrecía a sus invitados.

Sobre este asunto, la concejala del PP Belén Fernández Acevedo considera que "las tradiciones deben quedar al margen de los juegos políticos" y opina que hay celebraciones como San Mateo, la Ascensión o la romería del Cristo que además de "creencias, entrañan sentimientos e historia que nos unen como pueblo". La edil lamenta "este izquierdismo de pandereta que trata de resucitar el anticlericalismo". Luis Pacho, portavoz de Ciudadanos, anuncia que su grupo estará en el Cristo. "Nos parece una fiesta popular independientemente del aspecto religioso", afirma y aseguran que igualmente asistirían "si nos invitara la comunidad judía o la musulmana". "Con buen talante disfrutaremos de la misa y la celebración con los vecinos", añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine