Presno: "No es malo que el Ayuntamiento de Oviedo haga consultas populares"

El profesor de Derecho Constitucional, a favor de potenciar la figura del referéndum como método para elevar la participación directa en España

03.10.2015 | 05:14
Por la izquierda, Miguel Presno, Concha Masa, Miguel Ángel Rodríguez, Lucía Montejo y Leopoldo Tolivar.

"No es malo que el Ayuntamiento de Oviedo haga consultas populares". La afirmación de Miguel Ángel Presno, profesor de Derecho Constitucional, llegó más o menos en mitad de su intervención, un rato después de que el alcalde de la ciudad, Wenceslao López, tomara asiento en una de las primeras filas de la sala.

La conferencia tenía el siguiente título: "Democracia, partidos y ley electoral". Así que Presno hablaba de eso, del estado actual del sistema democrático, de las deficiencias que tiene, de las soluciones que podría tener y de las propuestas que se podrían implementar para mejorarlo. Fue ayer en el acto organizado en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA, que también contó con la intervención del catedrático de Derecho Administrativo Leopoldo Tolivar y, más breves, las de Concha Masa (diputada de IU) y Lucía Montejo (Podemos).

Como todos sus compañeros de conferencia, Presno fue crítico con el estado actual del sistema democrático español. "Se ha degenerado cuando nos hemos idiotizado", resumió al final, después de un discurso en el que fue enumerando propuestas que, a su juicio, podrían hacerlo mejor. Por ejemplo: que los congresos de los partidos tengan una periodicidad breve (dos años, como en Alemania), que se establezca por ley un sistema de primarias o que el voto en los congresos sea público. También habló de reducir la edad electoral a los 16 años o de limitación de mandatos. Y fue explicando las propuestas después de identificar deficiencias de un sistema que permite, dijo, "que un partido con el 44% de los votos tenga un 53% de escaños". "El sistema no es proporcional (...). La ley electoral ha favorecido la petrificación de la vida política", añadió. El profesor también apuntó otra deficiencia del sistema: la de rendir cuentas. "Se ha extendido que las cuentas se rendían cada cuatro años. Y eso debería ser un ejercicio cotidiano, no cada cuatro años", afirmó.

Sobre la participación directa también reflexionó Leopoldo Tolivar, que la vio como una "solución". De hecho, Tolivar puso ejemplos de recientes fórmulas adoptadas en Oviedo, como la votación para "Imagina un Bulevar" o la de los terrenos del Cristo. Tolivar reconoció que las formalidades que exige un referéndum "chocan" contra la cotidianidad actual pero insistió en que una participación directa "intemporal y ajena a cualquier circunstancia política" es necesaria. El catedrático de Derecho reivindicó la necesidad tener listas abiertas en los partidos. "Si queremos una democracia efectiva debe haber listas abiertas en los partidos políticos. Ahí es donde está la participación y la regeneración", dijo. Y añadió: "La democracia interna sigue siendo orgánica. Algo que parece incorregible. Algo que hemos visto estos días, que muchos se han enterado por la prensa de las listas que se presentan al congreso", en clara referencia a lo sucedido la semana pasada, cuando miembros de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO) criticaron al PSOE por decidir "a dedo", dijeron, las listas al Congreso y al Senado.

El acto lo cerraron las intervenciones de Concha Masa, diputada de IU, y Lucía Montejo, de Podemos. Masa reivindicó la "necesidad" de que la izquierda se una. "La tendencia a dividirse de la izquierda es un problema que hay que mirarse, porque sino no sé dónde vamos a parar", dijo. Y defendió el 15-M, "que contribuyó a cambiar los puntos de vista" de mucha gente. Montejo, por su parte, destacó la importancia de las redes sociales en la democratización del mensaje. "Sin ellas, Podemos no habría conseguido los cinco eurodiputados", gracias a los que, dijo, empezó a remitir el "veto mediático".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine