Unas plazas muy deseadas, sin turnos, que permiten conciliar trabajo y vida familiar

07.10.2015 | 02:28

¿Por qué los centros de salud tienen más tirón que los hospitales entre los enfermeros? Pueden darse dos respuestas básicas, una de carácter personal y otra de índole profesional. La primera, porque para una enfermera trabajar en un centro de salud facilita enormemente la conciliación de trabajo y familia. En primaria no se trabaja a turnos, no se hacen noches ni fines de semana, se hacen pocas guardias. Las ventajas para la enfermera y su familia, en comparación con el trabajo en los hospitales, son muy notables.

La cuestión profesional también cuenta. Una enfermera de atención primaria tiene mucha libertad para planificar su trabajo. Por supuesto, debe coordinar su trabajo con el del médico, pero puede manejar su consulta, aplicar sus criterios y poner en marcha iniciativas propias. Marta Villamil, presidenta de la Sociedad de Enfermería de Atención Primaria de Asturias (Seapa), apunta una perspectiva complementaria: "Quien no conoce mucho la enfermería de primaria piensa que se trabaja menos y que los horarios son mejores, pero esa percepción se ha quedado muy anticuada. Ahora tenemos una especialidad, en virtud de la cual hacemos muchas cosas y tenemos unas competencias definidas". Añade Villamil que "en primaria necesitamos gente competente que sepa a lo que viene".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine