CLUB PRENSA ASTURIANA

Bousoño: "Rezar activa un circuito cerebral"

El psiquiatra indaga en la "Neurobiología de la espiritualidad" y la salud mental

08.10.2015 | 04:19
Por la izquierda, Bousoño, Saiz y García Alonso.

"Cierto circuito cerebral, muy complejo, se activa cuando rezamos o meditamos, y sabemos que se activa tanto el lóbulo frontal como el tálamo, mientras que se inhibe el lóbulo parietal superior; y como el lóbulo parietal es el de la orientación de la persona en el aquí y el ahora, en lo concreto, dicha inhibición supone la desaparición del yo; aumenta así la capacidad para conectar con Dios (oración cristiana), o con el universo (mediación budista)". En síntesis, este fue el meollo de la conferencia "Neurobiología de la espiritualidad", que ayer ofreció el psiquiatra y profesor de la Universidad de Oviedo Manuel Bousoño en un acto del Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA.

La conferencia era promovida por la Asociación de Profesores Universitarios Santa Catalina, cuyo presidente, Francisco Javier García Alonso, introdujo al conferenciante y a su presentadora, Pilar Saiz, presidenta de la Sociedad Asturiana de Psiquiatría.

En su intervención, Bousoño glosó diversas investigaciones y particularmente se refirió a experimentos con monjas carmelitas y franciscanas, o con monjes budistas, personas a las que se monitorizó su actividad cerebral durante la oración o la meditación para concluir que existen "neurocircuitos" particulares para cada una de ambas actividades. A partir de ese dato, Bousoño se preguntó por la función de dichos circuitos y conjeturó una respuesta "evolutiva" y otra "trascendental". Según la primera, la actividad cerebral durante las experiencia espirituales cumple funciones "adaptativas", de modo similar a los efectos del "instinto de supervivencia"; es decir, "la espiritualidad es útil para la evolución de los grupos humanos". En ese plano, el conferenciante invocó la espiritualidad como "salvaguarda de la salud", por ejemplo, por el hecho de que una persona de prácticas espirituales es menos propensa a la depresión o encara mejor "la superación de un cáncer o una cirugía cardíaca" (del mismo modo que "en monjas de clausura la tensión arterial no se eleva con la edad").

En cuanto a la explicación "trascendental" -con la ciencia aparte-, Bousoño expuso que "el hombre tiene capacidad para comunicarse con Dios o fundirse con el Universo". No obstante, el conferenciante fue prudente: "Todavía estamos al comienzo de las investigaciones, que datan del año 2000 en adelante", una vez superadas teorías como la de la relación entre "epilepsia y mística". Y también porque "la música es más que el piano que la emite", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine