El HUCA pospone la actualización del Millennium por un problema técnico

La puesta al día de la aplicación informática, prevista para este sábado, se retrasa al 7 de noviembre por un fallo ya resuelto del plan de seguridad

13.10.2015 | 03:24
Sesión de formación del programa Millennium en los primeros días de andadura del nuevo HUCA.

Los responsables del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) han tenido que posponer la actualización del programa informático Millennium a causa de una contratiempo técnico que impedirá ejecutarla en la fecha prevista, que era este próximo sábado, día 17. Aunque el problema ya está identificado y en vías de resolución, la puesta a punto exige algún tiempo más, de modo que no será posible realizar el cambio en la fecha prevista.

Este tipo de maniobras suelen ser programadas para fines de semana. El sábado siguiente, día 24, podría realizarse la modificación, pero en esa fecha está programado el cambio de hora, que es incompatible con un proceso de este calado sobre el software. Y el siguiente, 31 de octubre, forma parte de un puente festivo que obstaculiza el desplazamiento de algunos expertos de la compañía Cerner provenientes del extranjero, que se desplazan para efectuar la actualización. En consecuencia, la nueva fecha fijada por el HUCA es el sábado 7 de noviembre.

"Se trata de un problema con el plan de contingencia que genera toda la documentación sobre los pacientes", declararon ayer a LA NUEVA ESPAÑA fuentes del complejo sanitario de La Cadellada, que añadieron: "Lo tenemos resuelto, pero no nos da tiempo a implementarlo de aquí al fin de semana",

El plan de contingencia al que alude el portavoz del HUCA consiste en un mecanismo que produce los informes de todos los pacientes activos del centro sanitario. El objetivo último es que estos documentos estén disponibles y en condiciones de ser utilizados -incluso impresos- en el supuesto de que la actualización del programa se complique y deje la herramienta informática en fuera de juego. Aunque esto sucediera, y pese a que el HUCA es a día de hoy un hospital "sin papeles", los enfermos podrían continuar siendo atendidos.

El HUCA entró en servicio el 14 de junio de 2014. El programa informático Millennium, creado y suministrado por Cerner, fue objeto de una enorme controversia en los primeros meses de andadura del recinto sanitario. Su complejidad cosechó numerosas críticas por parte de los profesionales y acarreó largas esperas a los pacientes.

Pese a todas las dificultades surgidas y a las imperfecciones del programa, el pasado mes de abril el Hospital Central obtuvo la acreditación internacional HIMSS (Sociedad de Sistemas de Información y Gestión en Sanidad), una distinción que lo convirtió de modo oficial en un centro sanitario "sin papeles".

Según los responsables del HUCA, el Millennium de hoy tiene poco que ver con la versión que se había instalado inicialmente, pese a lo cual se impone una primera renovación de gran calado. Según los responsables informáticos del Hospital Central, las uvis y el servicio de urgencias del complejo sanitario serán las áreas que más se beneficien de las mejoras que se prevé implantar.

La actualización del "mPage" permitirá incorporar una parte del modelo de gestión. Por ejemplo, una mejora en la visualización de los datos de los pacientes referidos a las constantes vitales, el aporte y la eliminación de líquidos, la medicación... Al optimizar la visualización de los datos, se facilita el manejo de la herramienta.

Los directivos del HUCA descartan que la actualización de la herramienta informática vaya a suponer una catástrofe. Puntualizan que todas las actualizaciones de esta naturaleza "se hacen antes en el dominio de pruebas", y que "sólo cuando todo está adaptado y bajo control se da el salto al dominio de producción". "Lo lógico es pensar que todo irá bien", agregan fuentes del centro hospitalario. No obstante, estas mismas fuentes admiten que este tipo de procesos siempre han de ser impulsados con "respeto".

El salto será cualitativo, pero nada comparado con el cambio de versión del programa que el equipo directivo del HUCA prevé realizar a lo largo de los dos próximos años.

"Salvo el problema citado, todas las demás pruebas han dado una respuesta correcta", indicaron fuentes del centro hospitalario de Oviedo. Se estima que el adiestramiento que requiere el personal es mínimo. Quizá se limite a la distribución de unas guías de manejo orientativas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine