El tripartito planta a la Benemérita

Sólo el edil de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, acude a la fiesta de la Guardia Civil, sin el Alcalde ni los gobernantes locales de IU y Somos

13.10.2015 | 03:24
El tripartito planta a la Benemérita

El Gobierno tripartito de Oviedo plantó ayer a la Guardia Civil en el día más importante del año para la Benemérita. Sólo el edil socialista de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, acudió al acto institucional en representación del Ayuntamiento, cuando tradicionalmente la representación del Ejecutivo local era amplia y encabezada por el alcalde, Gabino de Lorenzo durante 21 años y después su sucesor, Agustín Iglesias Caunedo.

El coronel jefe de la Guardia Civil en Asturias, Juan Bautista Martínez Raposo, hizo mención, sin entrar en detalles, a las llamativas ausencias en el cuartel del Rubín, al señalar que el día de la celebración de la patrona de la Benemérita es ya una tradición para unir al Instituto Armado y "a los paisanos y compartir mesa y mantel". "Unos nos acompañan, otros se excusan y otros nos rehusan", afirmó sin ir más allá.

Más contundente fue el delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, quien dijo que "los que están, son, y los que no están, no son". Y añadió que "quien representa a los ovetenses debería estar aquí".

La lluvia deslució la celebración en el acuartelamiento de El Rubín, que tuvo que "pasar al plan b" y festejar a la patrona en el polideportivo del cuartel en lugar de en el patio de armas. En los actos oficiales se hizo entrega de las condecoraciones a aquellos agentes que por su actividad hayan merecido un destacado reconocimiento.

La Guardia Civil también quiso agradecer el apoyo y ayuda de civiles a su trabajo. De ahí que la máxima distinción, la Cruz de Plata, se le entregara a José Antonio Soto Jove, presidente de la Audiencia Provincial, "por su proximidad y colaboración". Otro de los condecorados fue Baldomero Araujo Camblor, que fue jefe superior de la Policía Nacional en Asturias y al que se le agradeció que con él "se consiguieran las mayores cotas de colaboración entre la Guardia Civil y la Policía", destacó el coronel jefe. No faltó el homenaje a los agentes fallecidos, especialmente a aquellos que murieron en acto de servicio o víctimas del terrorismo.

La Hermandad de Amigos del Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil también hizo estos días entrega de los diplomas a los mejores expedientes académicos de hijos de agentes, que en esta ocasión fueron Melisa Bulnes Díaz, del IES Pérez de Ayala de Oviedo, y Alberto Rivas Otero, del IES Número 5 de Avilés.

El subteniente Ricardo Rodríguez, nacido en 1923, recogió el galardón dedicado a los agentes retirados. Y es que, según el coronel jefe, "los activos son lo más importante de una organización".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine