La Liga de los que no temen al dolor

Casi tres mil asturianos integran la asociación que defiende y ayuda a los enfermos reumáticos en el Principado, que emprende una nueva etapa con el cambio de directiva

17.10.2015 | 05:02
La Liga de los que no temen al dolor

La Liga Reumatológica Asturiana renueva su directiva y afronta el futuro con bríos renovados. La nueva presidenta, Isabel Martín Hidalgo, que ha sido la tesorera durante los últimos años, releva al frente de la asociación a Manuela García Seijo. En la Liga encuentran alivio y respaldo personas con enfermedades reumáticas tan serias e incapacitantes como la artritis reumatoide, la artritis lateral o la fibromialgia. Una de las primeras recomendaciones de Martín Hidalgo a los recién llegados es que "hay que aprender a evadirse del dolor y entretenerse". Muchas de las actividades que ofrece la asociación van dirigidas a ello, desde las sesiones de fisioterapia o las clases de yoga o costura a los viajes y las actividades divulgativas. "Hay que controlar el dolor y tienes que controlarlo tú", afirma la presidenta.

"La Liga es una asociación sin ánimo de lucro, de interés público; se fundó en 1998 para dar cobertura a los enfermos reumáticos de Asturias", explica Isabel Martín Hidalgo. Tiene delegaciones en Avilés, Gijón, Llanes, Langreo, Mieres y Oviedo y ofrece infinidad de prestaciones. "Hay una trabajadora social especializada en resolver incapacidades y minusvalías, un abogado que asesora en cuestiones de incapacidad y que ofrece una primera consulta gratis, hay talleres de terapia gratuitos y tenemos previsto firmar un convenio con el sanatorio Adaro, para dar terapias dentro del agua", refiere la portavoz de la Liga Reumatológica. Hay conferencias, viajes, estancias en el balneario lucense de Laias y pronto abrirán una delegación en Langreo, adelanta.

"Las enfermedades reumatológicas no distinguen edades, tenemos entre los asociados a niños de dos años. Obligan a convivir diariamente con el dolor y la incapacidad, dificultan la actividad normalizada y producen en los enfermos un desbordamiento psicológico –por eso tenemos una psicóloga que nos orienta– y la pérdida de autoestima –en Gijón hay unas socias que hacen un curso de maquillaje que está viniendo muy bien en ese sentido–", cuenta Isabel Martín.

Para la nueva etapa que acaba de emprender la Liga Reumatológica tiene una agenda cargada. "Nos proponemos que los médicos de Primaria proporcionen más información a los enfermos, derivándolos cuánto antes a los especialistas para evitar hospitalizaciones y los efectos de los antiinflamatorios", empieza a enumerar la presidenta. La coordinación entre Atención Primaria y las unidades de Reumatología, con un seguimiento precoz del enfermo, es una de sus prioridades.

Los afectados demandan "equipos multidisciplinares para abordar estas dolencias", entre las que hay algunas que carecen de reconocimiento como enfermedad incapacitante, como la fibromialgia. La reducción de la espera para la realización de las pruebas diagnósticas y la creación de unidades de Reumatología Pediátrica son otras dos metas a alcanzar por la Liga Reumatológica en los próximos años, según su presidenta. El futuro es esperanzador, admite Isabel Martín: "Avanzamos muy lentamente pero hay más reumatólogos, se están abriendo nuevas unidades y hay medicamentos más específicos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine