JOSÉ LUIS LLORENTE PENDÁS | Nuevo jefe del servicio de otorrinolaringología del HUCA

"Tenemos que dar prioridad absoluta a los enfermos ingresados"

"Nuestro servicio no es conflictivo; tiene esa fama, pero el problema fue la huelga" - "Confiamos en que la dirección se avenga a potenciar la plantilla del servicio"

23.10.2015 | 04:15
Faustino García Arias.

Faustino García Arias (Mieres, 1957) llevaba un año como jefe provisional del servicio de radiodiagnóstico del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Cuando asumió esa responsabilidad, la unidad estaba sumida en una situación volcánica que se venía arrastrando desde la huelga de los médicos de la sanidad pública asturiana, en el último tramo de 2012.

-Se ha ganado la etiqueta de "pacificador" del servicio.

-No me gustan las etiquetas, ni cuando me favorecen ni cuando me critican. Soy médico y me gusta hablar de medicina.

-El servicio de rayos del HUCA está considerado un área conflictiva.

-No somos conflictivos. Tenemos esa fama, pero el problema real fue la huelga. Lo que pasa es que somos un servicio grande, con 48 radiólogos, 16 residentes y, en total, doscientos y pico profesionales. Casi es una empresa y hay que coordinarlo todo para que funcione.

-¿Cuáles son las claves del proyecto de gestión que presentó?

-Se basa en una gestión por procesos con la metodología "Lean". Es un sistema que, entre otros objetivos, intenta minimizar las pérdidas de tiempo y mejorar la calidad. Esto es clave en el HUCA. En Asturias hay hospitales con cuatro radiólogos. Nosotros somos 48. Los demás especialistas nos encargan un trabajo y debemos entregarlo en el menor tiempo posible.

-Hay demoras muy importantes en las pruebas diagnósticas.

-Hay que diferenciar a los pacientes ingresados de los ambulatorios o externos. Tenemos que dar una preferencia absoluta a los que están ingresados, porque cuanto más tiempo estén en el hospital más recursos consumen, y eso nos perjudica a todos.

-¿Y los ambulatorios?

-Es lógico que cada uno considere que lo suyo es lo más importante, pero hay que dar prioridad al que tiene sospecha de enfermedad grave. Por eso es tan importante una buena coordinación. Lo cual no significa que a los menos graves los dejes tirados.

-¿Optimista ante el reto?

-La actividad del servicio es brutal. Tenemos cinco escáneres y tres resonancias. Cuento con dos resonancias más, pero aún no están instaladas. Los objetivos que nos hemos planteado son viables. Si no lo viera así no me habría presentado. Yo estaba muy feliz trabajando en el área de musculoesquelético. Y conste que seguiré trabajando de médico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine