Lne.es »

De las huertas a la mesa

Una comida organizada por los vecinos de Pando sirve de "preinauguración" de las parcelas municipales cedidas para cultivos

25.10.2015 | 03:51
Los hortelanos de Pando, sentados a la mesa.

Ahora que no hay mucha tarea por hacer en la huerta, los vecinos que trabajan las que el Ayuntamiento de Oviedo cedió en Pando para el cultivo ecológico se reúnen en torno a la mesa. Más de treinta personas participaron ayer en la parrillada de confraternización organizada por los miembros de la Asociación Huertos de Pando. Pretendía ser, según su presidente, José Luis Alonso, una "preinauguración" a la espera de poder contar con alguna autoridad municipal.

Los argentinos René Gerez y Juan Carlos Orteli se hicieron cargo de la parrilla, repleta de carne, y el resto aportaron las tortillas, empanadas, dulces y bollinos "preñaos" que fueron desfilando por el mantel. Sidra y vino. Todo casero y pagado a escote.

José Luis Alonso asegura que desde que comenzaron a trabajar los huertos, el pasado mes de febrero, se han forjado "fuertes amistades".

El secretario de la Asociación, José Alberto García, añade cuenta que, en el día a día, "aprendemos unos con otros". En los huertos de Luis Oliver coincide gente mayor y joven, pensionistas experimentados en el cultivo del campo y novatos que buscan solución a los problemas que les van surgiendo en internet. "Me encanta el campo y comer cosas naturales, y nunca había tenido huerto", cuenta Pilar Rodríguez, una de las adjudicatarias de los terrenos municipales.

Hay 37 concesionarios, refiere José Alberto García, y tres de las huertas están en manos de tres asociaciones que las utilizan con fines terapéuticos. Son la de Síndrome Down, Trama y Hierbabuena, está última de Salud Mental. Están satisfechos con el servicio que les presta el Ayuntamiento de Oviedo, que proporciona el compost con el que abonan sus tierras y recoge los residuos que generan. Sólo echan en falta, dicen, un aseo.

"Esto es salud", afirmaba una de las hortelanas sentadas ayer a la mesa. En verano, en las huertas hay actividad hasta pasadas las once de la noche; ahora cuentan que el ritmo es más tranquilo y sus quehaceres se reducen a plantar algo de puerro y verdura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine