Lne.es »
Así es mi pueblo | Parroquia de Villapañada (Grado)

¡Lo vieyo non se tira!

Xuan Antón de La Llinar rehabilitó en su pueblo un pajar propio para convertirlo en un museo etnográfico, en el que ha recuperado diferentes piezas relacionadas con la vida en el mundo rural

31.10.2015 | 04:16

El largo e interesante recorrido por la historia, las costumbres, las fiestas y el ayer y el hoy de los vecinos de la parroquia de San Juan de Villapañada, en Grado, llega a su fin con la historia de Juan Alonso, más conocido como Xuan Antón de La Llinar. Es un broche perfecto para cerrar un viaje lleno de emociones y de buenos momentos que fueron posibles gracias al apoyo, la documentación y la compañía de uno de sus vecinos más queridos, el escritor e investigador Alvaro Valdés, el mejor cicerone para este viaje por su tierra.

Xuan Antón Alonso, el es el perfecto ejemplo de un hombre enamorado de su lugar de nacimiento, de todo que lo vivió y aprendió de niño en la aldea. Es un gran defensor del conservacionismo, tanto de las tradiciones, como de todo cuanto tiene que ver con los útiles para trabajar y vivir del campo.

"De nenu los atavius ya la ferramienta del campu yeran lo que más me llamaban la atención", recuerda este vecino de La Linar. Xuan Antón se lamenta que la maquinaria moderna haya dejado en el pozo del olvido todo aquello con lo que se trabaja el campo por lo que, hace unos años arregló un viejo pajar y lo habilitó como museo etnográfico abierto a todo el mundo y donde tiene todo tipo de piezas de diferentes oficios, un lugar que muestra con orgullo y con querencia. Así, en el Payar de Xuan, hay entre otras piezas de interés, un pisón de escanda y el banco y las herramientas de un madreñero. Concretamente las de su tío José Manuel "las ferramientas non podía tocallas na más quel, guei ta nel mio museo como si fora una joya".

En este museo de Xuan Antón, padre de la gran cantante de tonada infantil Noemí Alonso, hay de todo: "xugos, cornales, carru del país, rastru, llaviegu, sechoriu, garabanti, salladoras, mesorias, manales, foucinos, maletes, lecheres, calderos" , dice Xuan por apenas citar algo.

Y a renglón seguido añade: "¡Lo vieyu nun se tira!. Si no tienen sitiu pa guardallu, que meyor que donalu a un museu. El mio non tein negun fin económico, sólo recuperar las cosas d' antes para que la xente las vea. Desde neñu toi con este proyecto de recuperación y quiero que dure munchus años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine