Lne.es »
Ribera de Arriba

Lienzos a prueba de vendavales

El viento y la amenaza de lluvia reducen la participación en el Concurso de Pintura Rápida a 127 personas, 31 menos que el año pasado

01.11.2015 | 05:55

Manuel García corrió ayer en busca de su lienzo tres veces en menos de dos horas. El cuadro voló por un momento para luego caer al suelo en un camino de Bueño. El viento también tiró el caballete y por poco acaba con la paciencia de este estudiante de Bellas Artes de 21 años, uno de los 127 participantes del XII Concurso de Pintura Rápida de la localidad, en Ribera de Arriba. De ellos, 110 fueron adultos y 17, niños, pero todos lucharon para impedir que sus creaciones salieran rodando. Hubo 31 pintores menos que el año pasado y la organización del certamen -en manos de la Asociación Cultural de Bueño- achacó esta bajada a dos factores. Por un lado, al mal tiempo, porque el de ayer fue un día gris, ventoso y con amenaza de lluvia. Y por otro, a que buena parte de la población y de los potenciales participantes se había marchado de puente.

Manuel aprovechó los días de fiesta para irse de Salamanca, (donde estudia la carrera) estar con su familia en Oviedo y presentarse por primera vez al concurso de pintura, que en esta edición tuvo por temática "Hórreos y paisajes de La Ribera".

A pocos metros de Manuel estaban los pequeños Daniela García y Quirian Bueno, de cinco años. Aparentemente ensimismados, en realidad pensaban qué iban a pintar. "Creo que voy a hacer el hórreo que tengo enfrente, pero con el tejado de colores porque es más bonito", dijo la niña. Su compañero de jornada saltó como un resorte y sacó una maceta con una planta de plástico de la mochila. "Yo voy a dibujar este arbolito que me traje de casa porque no me acaba de convencer lo que veo". Tal cual.

Con mucha más experiencia, el coruñés Raúl Gil se concentró en pintar lo más fielmente posible un coche estacionado debajo de un hórreo. Natural de Rianxo, es uno de los participantes con mejor palmarés dentro del certamen pictórico de Ribera de Arriba. "Obtuve el primer premio en una ocasión, el segunda en otra, y el año pasado me dieron un accésit". Además, Raúl es uno de los pocos participantes que pinta con tiento. Es decir, que se apoya sobre el lienzo con un palo para asegurar el trazo. "Es un instrumento antiguo que me ayuda a no mancharme y a no emborronar el cuadro. Si no lo usan los demás será porque tienen buen pulso".

La bióloga Dorita Abella también es una de las veteranas del certamen, aunque nunca se ha llevado un premio. "Vengo porque me presta y porque me parece muy relajante". Esta bióloga y ecóloga montó su pequeño caballete y su silla plegable en una pradera de Bueño al final de la mañana sin apenas esperanzas de colarse en los primeros puestos "porque la competencia es muy dura, Hay gente muy preparada".

El público también pudo disfrutar en esta edición por primera vez de una exposición al aire libre de las obras ganadoras de los últimos años. En realidad, son réplicas de las originales, que la organización ha colocado estratégicamente en Bueño y que estudia llevar a otros pueblos del concejo en los próximos meses de forma itinerante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine