Lne.es »

Trece intoxicados, uno grave, tras arder una vivienda en Comandante Vallespín

El fuego comenzó al quemarse unas cortinas, según las primeras investigaciones

05.11.2015 | 16:55
Incendio en la calle León y Escosura de Oviedo
Play
Trece intoxicados, uno grave, tras arder una vivienda en Comandante Vallespín
Trece intoxicados, uno grave, tras arder una vivienda en Comandante Vallespín
Incendio en la calle Comandante Vallespín de Oviedo
Play
Trece intoxicados, uno grave, tras arder una vivienda en Comandante Vallespín
Trece intoxicados, uno grave, tras arder una vivienda en Comandante Vallespín

Un total de trece vecinos de la calle Comandante Vallespín resultaron ayer intoxicados por inhalación de humo en un incendio declarado en una vivienda del tercer piso del número 21 de la calle, que hace esquina con León y Escosura. Todos los afectados fueron trasladados al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), aunque solo revestía gravedad el estado de uno de ellos, en concreto la vecina de la vivienda en la que se desató el fuego, una mujer de unos setenta años, severamente afectada por el humo. Entre los afectados también hay un una niña de corta edad y dos bomberos. Según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA por fuentes próximas a la investigación, las primeras hipótesis apuntan a que el origen del fuego estuvo en unas cortinas que ardieron al entrar en contacto con una fuente de calor. En cualquier caso, se trata de un fuego accidental, tal y como confirmó el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, desplazado al lugar del fuego. A última hora, el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, se acercó hasta la zona para interesarse por el suceso. El personal de la Brigada de Policía Científica de la Jefatura Superior de Policía se hará cargo de las investigaciones.

El incendio se desató a las ocho menos cuarto de la tarde, cuando el Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SEIS) comenzó a recibir los primeros avisos. Las llamas eran espectaculares, de varios metros de altura, y también se escucharon varias explosiones. "Estaba en casa viendo la tele y de repente sentí una explosión. A continuación vi por la ventana del salón una llamarada. Fui a abrir la puerta de casa que da a la escalera y era una cosa tremenda, todo negro. Me asusté mucho y cerré corriendo... Me acordé de poner una toalla mojada bajo la puerta y también bajé las persianas del salón para que no estallaran los cristales", explicó Margarita Barbé del Castillo, que vive en el cuarto piso, justo encima de la vivienda en la que se desató el fuego. A continuación, esta vecina se refugió en la cocina de su piso, que da a un patio, y ahí esperó las instrucciones de los efectivos de emergencia. "Éramos varios los vecinos asomados al patio, estuvimos hablando y tranquilizándonos hasta que nos sacaron los bomberos", relató la mujer.

Cuando parecía que el edificio estaba evacuado y el incendio sofocado, al filo de las nueve y media de la noche, la autoescalera de los bomberos rescató de la azotea del edificio a un joven que se había refugiado allí para escapar de las llamas. También fue trasladado al HUCA en una ambulancia.

Durante la extinción del incendio se vivieron momentos de mucha tensión, sobre todo cuando los vecinos que estaban ausentes regresaban a casa y se encontraban con el edificio tomado por los efectivos de seguridad. También llegaron corriendo a la calle Comandante Vallespín familiares de residentes de la vivienda a los que no conseguían localizar en su teléfono móvil.

El despliegue de ambulancias y personal sanitario del Servicio de Atención Médica Urgente estuvo a la altura, que además de los trece intoxicados, atendieron a un total de dieciséis personas. Para extinguir el fuego fueron necesarias dos dotaciones de bomberos. También intervinieron la Policía Local y la Policía Nacional. Al cierre de esta edición los vecinos estaban esperando instrucciones para regresar a sus viviendas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine