El HUCA completa su primera actualización informática y gana en velocidad y eficacia

La puesta al día del Millennium obligó a retomar el papel en el Hospital durante unas horas y culminó sin más incidencias que otras jornadas

08.11.2015 | 04:40
Pablo Rubianes y Carolina Fernández Iglesias, sentados al ordenador ayer al mediodía en el área de trabajo de atención urgente del HUCA.

La primera gran actualización del sistema informático del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias) se efectuó con éxito durante la noche del viernes al sábado. Ayer, unos minutos antes de las seis de la madrugada, la nueva versión del Millennium arrancaba y con ella el centro hospitalario ganaba en eficacia y velocidad, optimizando la visualización y el manejo de las historias clínicas. No se produjeron más incidencias que otros días y una gran parte de la información sobre los pacientes anotada en papel en las horas previas a la actualización y mientras el sistema no estaba operativo ya había sido volcada en el Millennium a mediodía de ayer.

Por unas horas, durante la actualización informática, el HUCA regresó al papel. En él se hicieron las anotaciones de ingresos, medicaciones, pruebas y cualquier otro dato relevante en la historia médica de los enfermos. Hubo algunas quejas desde enfermería, por no permitir imprimir las historias ni hacer capturas de pantalla. Alberto Ibarra, el responsable de informática del HUCA, asegura que esa posibilidad existía y que las anotaciones podían hacerse en un documento digital, para luego incorporarlas con un simple "copia y pega" a la historia en Millennium. A algunos residentes los veteranos tuvieron que enseñarles a usar el papel.

Por lo demás, no hubo problemas. En la UCI, con 32 pacientes ingresados, la jornada discurrió con normalidad. Lo mismo en hospitalización y en urgencias.

La cuenta atrás para la desconexión comenzó a las once y cuarto de la noche del viernes. A las doce arrancó la actualización, que movilizó a ocho técnicos de Cerner, la empresa que suministra el sistema informático, y 33 trabajadores del HUCA, organizados en grupos. A las dos de la madrugada se había completado y comenzaba la validación del sistema. El personal del Hospital designado para ello comprobó, utilizando datos de pacientes ficticios, que todo estaba en orden. A las seis menos cuarto acabaron y a las 5.57 horas, exactamente, el HUCA comenzó a funcionar con la actualización del Millennium. En el servicio de urgencias, Pablo Rubianes y dos compañeras de Enfermería pasaron la noche comprobando que el sistema funcionaba. Sólo detectaron un problema: la configuración de un par de impresoras.

Desde el arranque hasta última hora de la tarde de ayer el servicio de informática del HUCA registró seis incidencias: "las mismas que cualquier otro día", según Ibarra. Seguirá vigilante en las próximos jornadas. Ayer, en el HUCA trabajaban con 180 sesiones abiertas en los ordenadores, pero a partir de mañana lo harán con más de mil. "El Hospital no puede parar nunca. Establecimos un plan de contingencia y llevamos a cabo la actualización gracias al personal, que es el que nos ha permitido ser una referencia en el uso del sistema informático", según Ibarra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine