Lne.es »

Agustín de Luis: "El fiscal Herrero me prometió que archivaría el atestado"

El exjefe de la Policía Local, acusado de "paralizar" la investigación de un atropello, asegura que actuó tras consultar el asunto con la Fiscalía

10.11.2015 | 04:08
De Luis, a la izquierda, a punto de entrar en la Audiencia, ayer, con su abogado, Juan Muñiz, en el centro.

El exjefe de la Policía Local de Oviedo, Agustín de Luis, aseguró ayer en sede judicial que decidió anular un atestado de tráfico y convertirlo en una "diligencia de prevención" tras consultarlo legalmente con el anterior fiscal superior de Asturias, Gerardo Herrero (fallecido en 2013) y obtener su consentimiento. De Luis se enfrenta a tres años de cárcel por "paralizar" un atestado para favorecer presuntamente a un conductor ebrio que atropelló a un peatón en El Cristo. Nunca antes se había referido a este extremo ni había nombrado a Herrero en toda la instrucción. Así se lo hizo constar la representante de la acusación pública en la sala. Él respondió que no quería "utilizar a una persona que ha muerto" pero que estaba diciendo la verdad. "Había muchos errores en el atestado, me quedaban unos meses para jubilarme y no quería fastidiar a mis compañeros. Llamé al señor Herrero... todo lo consultaba con él", Me prometió que lo iba a archivar". La fiscal del caso le replicó, finalmente, que si estaban en la sala era precisamente porque no se había archivado.

Agustín de Luis fue la primera persona en declarar ayer en la Audiencia Provincial en el juicio oral al que se enfrenta por la presunta comisión de tres delitos, según la calificación provisional del Ministerio Fiscal: un delito de infidelidad en la custodia de documentos, un delito de omisión del deber de perseguir delitos y un delito de encubrimiento. A su declaración siguieron las de una decena de testigos, la mayoría agentes y mandos de la Policía Local de Oviedo. Uno de ellos -un mando intermedio- ratificó la versión ofrecida por Agustín de Luis y haber estado presente "de convidado de piedra" en una reunión entre Gerardo Herrero y el acusado con el polémico atestado como hilo conductor de la conversación. "Estuve allí y hablaban del tema haciendo referencia a conversaciones anteriores que yo desconocía. Agustín de Luis entregó el informe y el fiscal le dijo que no se preocupase porque las irregularidades eran bastantes graves".

El exjefe de la Policía Local de Oviedo, asistido por el abogado Juan Muñiz, basó toda su defensa en echar por tierra el atestado del accidente, aduciendo que estaba plagado de errores, más de sesenta contabilizó. "Yo no oculté el atestado. Di la orden, bajo mi responsabilidad, de que se le devolviese el coche que estaba en el depósito desde hacía varios días al propietario, que vino a pedir mi ayuda", explicó. Según su testimonio, más adelante estuvo de acuerdo en tramitar una diligencia de archivo de toda la documentación "porque cualquier abogado lo anularía de pleno derecho".

Agustín de Luis también manifestó no conocer "absolutamente de nada" al conductor que supuestamente favoreció -un conocido empresario del sector hostelero en Oviedo- y aclaró que lo recibió porque su despacho estaba abierto a todo el mundo. También especificó que un amigo en común, también hostelero, le había referido con anterioridad el caso.

Todos los agentes de la Policía Local que declararon ayer en sede judicial coincidieron al afirmar que el conductor que protagonizó el accidente de circulación estaba borracho, que no se tenía en pie y que le costaba hablar. También explicaron que tuvieron que esposarlo para trasladarlo a dependencias policiales porque ofreció resistencia. Una vez en las dependencias del cuartel de Rubín se negó a realizar las pruebas de alcoholemia y también rechazó ser asistido por un abogado del turno de oficio.

También declaró en la primera sesión del juicio el peatón atropellado, que solo sufrió un golpe en una rodilla. Aseguró que el conductor le gritó desde el vehículo "¡apártate de ahí, chaval!" y que cuando le dijo que iba a llamar a la Policía le amenazó con utilizar sus influencias.

El sindicato policial Sipla, representado en la sala por la letrada Rebeca García, está personado en la causa como acusación particular. Está previsto que el juicio continúe durante la mañana de hoy en la Audiencia Provincial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine