Lne.es »

Solo ante el mayor barranco del mundo

El barranquista riosellano Jorge Núñez inauguró la Semana de Montañismo: "No descarto volver al Trou de Fer"

10.11.2015 | 04:08
Jorge Núñez Rodríguez, ayer, durante su conferencia en el auditorio Príncipe Felipe de Oviedo.

-La mayor dificultad de este desafío son las grandes verticales.

-¿Qué es una gran vertical?

-Por ejemplo, una cascada de agua de 300 metros. Abajo hay una poza de agua bastante grande.

Jorge Núñez Rodríguez (Ribadesella, 1975) inauguró ayer, en el Auditorio Príncipe Felipe, la XII Semana de Montañismo "Ciudad de Oviedo" con el apasionante relato de su cita con el Trou de Fer, el mayor barranco del mundo (grado siete), emplazado en Isla Reunión, océano Índico, al sureste de Madagascar. Fue un encuentro a solas: nunca nadie antes había logrado esta gesta en solitario, y este guía de montaña y barrancos, que conoce todos los recovecos de los Picos de Europa mejor que su propia casa, ha hecho historia.

Una historia que desgranó con detalle. La expedición se desarrolló en octubre del año pasado. Le acompañaban dos expertos como apoyo externo. "Son dos técnicos deportivos en barrancos, muy fuertes, que están entre los diez mejores barranquistas del mundo. Si me pasaba algo, sabía que iban a entrar y a llegar a mí en un máximo de cinco o seis horas. Pero no fue necesario", explica.

"Salió bastante bien, aunque no al cien por ciento como yo quería. Tuve una pequeña lesión, una rotura parcial de ligamento externo de la rodilla derecha, pero logré completar tres de los cinco barrancos más difíciles del mundo, que era mi objetivo". El éxito no fue completo, pero el balance no estuvo nada mal: era la primera vez en la historia que alguien hacía esos tres barrancos en solitario.

Un año estuvo Jorge Núñez preparando el asalto al Trou de Fer. "Mucho entrenamiento, sobre todo aeróbico, de estar mucho tiempo con una mochila de mucho peso en la espalda. El día que menos peso llevaba eran 22 kilos. Tienes que acostumbrarte a moverte con mucho peso en la espalda y tener mucha soltura en el manejo de cuerda. Hacer barrancos, correr, gimnasio... de todo un poco". Asturias y los Pirineos fueron el escenario del entrenamiento.

A lo largo del recorrido hubo varios momentos cruciales. Uno, en el barranco del Takamaka, de grado seis. "En la parte inferior, después de las grandes verticales, una cascada de 90 metros, otra de 180 y otra de de 85, me encontré que tenía muchísimo caudal de agua". Otro, propio de las zonas de toboganes: "Tener que hacer muchas maniobras de aguas vivas; en solitario, tienes que pensártelo un poquitín más, no tienes la referencia de nada, no va ningún compañero...".

-¿Qué cosas haría de distinta forma Jorge Núñez Rodríguez si intentara repetir y superar la hazaña del Trou de Fer?

-De entrada, me cuidaría de no tener ninguna secuela de una lesión".

-¿Y repetirá?

-No lo descarto. Nunca digas de este agua no beberé.

La conferencia de hoy, a las ocho de la tarde, correrá a cargo de Camilo Sousa, presentador del programa de la TPA "Mochileros", con el título "Rastreando el pasado". La entrada es libre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine