Joyería Cuende: Joyeros y relojeros desde la cuna

Las joyerías con décadas de tradición a sus espaldas ofrecen diseños propios, siguen las tendencias y asesoran sobre el modelo más adecuado y adaptado a cada cliente

28.11.2015 | 05:02
Propuestas exclusivas de un establecimiento de joyería y relojería.

En las calles de Oviedo, especialmente en las más céntricas y comerciales, no es extraño encontrarse con establecimientos de joyería que tienen por objeto ofrecer a los clientes las últimas tendencias en complementos. Establecimientos de reciente apertura que ofrecen numerosas posibilidades a la hora de hacer un regalo o darse un capricho, ya sea en estas fechas festivas o a lo largo de todo el año.

Es evidente que hay profesiones que "se maman", que se llevan en la sangre y con las que uno convive desde que nace, especialmente si la tradición familiar se remonta a más de un siglo y se traspasa durante cuatro generaciones. Un buen ejemplo es la de relojero y joyero. Normalmente son sagas familiares las que se dedican a esta bello oficio, que suele pasar de padres a hijos. Un buen ejemplo, internacionalmente hablando, son las casas Cartier, Tiffany, Chopard o Bulgari, aunque no hay que irse tan lejos para encontrarlas. En Asturias también existen.

Estos establecimientos rebosan calidad y confianza por los cuatro costados, ya sea con los productos y relojes de marcas como Longines, Certina, Daniel Wellington o Tissot, o con aquellas piezas únicas que salen de sus talleres artesanales. Desde complementos de moda que siguen las tendencias del mercado a precios asequibles, hasta piezas únicas y exclusivas con brillantería, perlas o diversas piedras preciosas para momentos muy especiales que, con gran maestría, combinan con oro, plata y platino para conseguir espectaculares joyas de diseño.

Además del diseño propio, en sus vitrinas pueden encontrarse productos de marcas de joyería nacional e internacional que satisfacen todos los gustos y estilos, tanto de hombre como de mujer, caso de Mi Moneda, Viceroy, Thomas Sabo, Diamonfire o Follie Follie, todas ellas muy demandadas en la actualidad, que han sabido combinar las líneas más modernas y distinguidas con lo que buscan hoy en día los clientes: aportar estilo a su indumentaria y combinar sus joyas y accesorios con el "look", independientemente de si es un día de diario o un fin de semana, una fiesta o un evento social más formal. En este tipo de establecimientos siempre se encuentra lo que se va buscando. Y lo que no.

Algunas de estas casas con las que trabajan permiten incluso a sus clientes confeccionar pulseras, colgantes y anillos a medida. No sólo pueden elegir tamaño, sino también el diseño que más les convenza entre las diferentes opciones: oro blanco, oro amarillo, plata, con cristales, con mensajes grabados, de cuero... las opciones son varias y variadas.

En cuanto a los precios, el abanico está muy abierto. En este tipo de negocios, con años de tradición a sus espaldas, son conscientes de que todo el mundo disfruta de una buena joya o un buen reloj, aunque sólo algunos disponen de un alto nivel adquisitivo que les permita hacer grandes desembolsos. Por ello, disponen de artículos elegantes y de diseño cuyo importe no llega a los 100 euros y también los hay de más de cuatro cifras.

Un capricho, un regalo de aniversario, anillos y relojes de pedida o un detalle para Navidad. Cualquier motivo es bueno para hacer un regalo de los que no se olvidan. Ni tampoco se pierden.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine