Lne.es »

Las tensiones políticas y filosóficas de Ortega y Gasset, a examen

El catedrático José Lasaga habla de su figura hoy, en la Fundación Gustavo Bueno

30.11.2015 | 03:59
El catedrático de Filosofía José Lasaga Medina, ayer, en Oviedo.

Recordar a José Ortega y Gasset, coincidiendo con el 60 aniversario de su muerte, y hacer una aproximación a las tensiones que el filósofo y ensayista español tuvo en vida, al compaginar su actividad política y su faceta filosófica. Con esos dos objetivos, llega hoy el catedrático de Filosofía y profesor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), José Lasaga Medina, a la sede de la Fundación Gustavo Bueno de Oviedo, en donde ofrecerá, a las 17 horas, la conferencia "Ortega y Gasset: la circunstancia como naufragio".

"Ortega mantuvo durante toda su vida un diálogo entre sus dos facetas, la política y la filosófica, dos aspectos que no siempre se llevaron bien", cuenta Lasaga, que compagina su labor docente con su papel como investigador en la Fundación Ortega y Gasset. "Estuvo durante toda su vida entrando y saliendo de la política. Los dos hechos más importantes de su vida en este campo (la fundación de una asociación de carácter político cultural, en 1914, y su entrada en la Agrupación al Servicio de la República, en 1931) duraron poco y acabaron de no muy buena forma", explica. Pero, a pesar de estas experiencias y de las constantes idas y venidas, Lasaga mantiene que la dimensión fundamental de Ortega es la filosofía. "Cuando se retiró de la política, en las dos ocasiones, fue capaz de escribir sus mejores textos", afirma. De hecho, los escritos en los que se fundamenta su pensamiento, "Entorno a Galileo" y "Historia como sistema", son posteriores a su ruptura definitiva con la política, en el año 1932.

Pero, a pesar de este alejamiento, Lasaga mantiene que Ortega y Gasset "arrastró siempre esa compleja dualidad biográfica", una dimensión que pretende dar a conocer hoy en su ponencia. "Cuando se separa de la política, incluso en el exilio, recibe presiones constantes para que se posicione y manifieste su opinión". Pero, tal y como cuenta el catedrático, el 1 de abril de 1933, en el diario "el Crisol", Ortega y Gasset publica el que será su último artículo de contenido político. "En una carta abierta al director, comenta los resultados de las elecciones, que ganó la derecha. Manifiesta su preocupación por lo que va a ocurrir en España, pide responsabilidad a los políticos y manifiesta que no va a volver a intervenir en la política del país". Y así fue. Una decisión que le allanó el camino para que se convirtiera en uno de los pensadores fundamentales de la historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine