La columna del lector

Las facturas de la SOF

04.12.2015 | 04:11

LA NUEVA ESPAÑA del 26 de noviembre recoge una información facilitada por la SOF sobre las cuentas de San Mateo con los supuestos débitos de algunos chiringuitos.

A la Protectora de Animales se le imputa una deuda de 2.464 euros. Pero la realidad es que no se debe ni un euro. ¿Qué pasa, entonces? Todo gira en torno a los baños portátiles. La SOF los instalaba en varios sitios, uno de ellos en la Escandalera. Al final de las fiestas facturaba los diversos servicios y la Protectora pagaba siempre. Pero un año no instaló los baños en esa plaza y lógicamente no pagamos la factura. El entonces concejal de Festejos intentó suavizar el problema y ordenó facturar el 50 por ciento, pero como no nos proporcionaron el equivalente (el 50 por ciento de los baños) seguimos sin pagar. La siguiente persona que ocupó la concejalía nos exigió siempre el 100 por ciento, pese a no instalarse ya nunca más los baños.

Pero ¿por qué no los instala la SOF? Porque advirtió que no son necesarios. Por desgracia, la plaza de la Escandalera no es el centro de las fiestas, que sí está en el eje Porlier-Riego, y reforzó allí los baños. En la Escandalera cualquier ovetense aprecia que no hay el nivel de suciedad del centro de las fiestas, ya que acude menos público y porque hay otras alternativas para las personas apuradas. Lo que no es serio es tener que decir a los clientes que vayan a unos baños situados a 150 metros de distancia y con miles de personas de por medio. Parece una burla.

Pese al trato recibido, siempre respetamos a la SOF y quisimos colaborar. Prueba de ello es que aunque el montaje de los chiringuitos está permitido desde el domingo anterior al comienzo festivo, nosotros apuramos la logística y no empezamos hasta el miércoles, dejando así tres días más libres para que ovetenses y turistas disfruten de la plaza más emblemática de Asturias. No hubo ni una palabra agradecida de la SOF.

Un último párrafo de optimismo para esta carta indignada. El nuevo concejal de Cultura, señor Sánchez Ramos, supo llevar con mano izquierda la dirección del último San Mateo. Con mucho diálogo y mucha flexibilidad. Dando algún tirón de orejas, pero siempre de manera privada. E intentando reducir el gravamen económico de todos los chiringuitos. Acertó a la primera. En la SOF le queda mucho trabajo interno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine