Lne.es »

¿Qué estudian los políticos?

Los alumnos del colegio de Ventanielles votan la abolición de los deberes en un Pleno infantil en vísperas de la Constitución

05.12.2015 | 05:02
Los niños de Ventanielles, en el Ayuntamiento de Oviedo durante el Pleno infantil de ayer.

¿Qué hay que estudiar para ser político? Los niños de Ventanielles no tenían ni idea hasta ayer. Algunos pensaban que la carrera de Derecho, pero después de ejercer como concejales en un Pleno infantil y gracias a las explicaciones de Margarita Amandi y Rosa Ferrero, del área municipal de Educación, saben que cualquier persona mayor de edad puede representar a sus vecinos en las instituciones políticas: profesores, jubilados, médicos, parados, carpinteros... Los 25 alumnos de quinto de Primaria del colegio público de Ventanielles que participaron en la actividad, aprendieron eso y muchas más cosas, e incluso tuvieron la oportunidad de conocer a los concejales cuyas sillas ocuparon durante la mañana y al Alcalde, Wenceslao López.

Pero ayer, en el salón de plenos del Ayuntamiento, quien ocupó el puesto del alcalde fue Yago Fernández, que dirigió con resolución la votación sobre la continuidad de los deberes escolares. La abolición obtuvo una aplastante mayoría, aunque hubo voces que se alzaron a favor de su mantenimiento y alguna abstención. Los niños aprendieron qué significa eso de la "unanimidad", algo que no tenían del todo claro.

En vísperas de la fiesta de la Constitución los críos contemplaron el enorme volumen que se guarda en el Ayuntamiento de Oviedo, con su texto y las firmas de quienes ayudaron a redactarlo. Los niños se llevaron unos ejemplares de bolsillo. Otro de los aprendizajes que se llevaron del Ayuntamiento lo recibieron de la concejala Ana Rivas, que dio la vuelta a una singular propuesta de los niños: que los concejales canten en los plenos. "Esa es una buena idea, que cantemos juntos la misma canción, porque muchas veces cantamos canciones muy diferentes", les explicó la socialista. El asunto quedó zanjado cuando una voz, entre los niños se alzó, y dijo: "Y el que cante mal, fuera".

Los chiquillos pidieron unas sillas iguales a las que usan los concejales para su colegio, columpios y alguna que otra cosilla más. La compañera que hizo de interventora, Asia Ait-Idir, muy en su papel, les reconvino: "No hay dinero para eso". Lara Fernández ejerció de secretaria. Hubo anécdotas chistosas, como la relación que uno de los alumnos estableció entre el padrón municipal y los pimientos de Padrón.

Antes de asistir al Pleno habían estudiado muchas cosas con su profesor, Jesús Roces, pero ayer aprendieron muchas más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine