Lne.es »

Rosón apunta a la térmica y el Principado afirma que registra "valores normales"

10.12.2015 | 02:53

El Principado y el Ayuntamiento acordaron ayer diseñar un plan de acción para atajar la contaminación en Oviedo. La consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández (PSOE), lo denominó como "un protocolo de prevención", que evitará tomar medidas de excepción, como las restricciones de tráfico del pasado domingo y el puente en la "Y", para reducir los niveles de polución. El Alcalde, el socialista Wenceslao López, mantiene la sintonía con el Gobierno regional del PSOE pero sus socios del tripartito local, Somos e IU, se desmarcan de la medida.

Ignacio Fernández del Páramo (Somos), concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, exigió ayer una actuación más ambiciosa, "un plan de mejora de la calidad del aire para toda el área central, que incluya Oviedo, Siero, Lugones y Ribera de Arriba". Fernández del Páramo reclamó "una solución territorial" e hizo constar que, en su opinión, "no tenemos que contentarnos con no superar los niveles legales de contaminación sino en bajarlos lo máximo posible, por el riesgo para la salud de la población".

Más beligerante fue Iván Fernández (IU), concejal de Interior y Patrimonio, que acusó a la Consejera de "mentir" y calificó sus explicaciones sobre las raíces del problema de "cómicas". "Miente conscientemente" al hablar de partículas subsaharianas", indicó. "Es una provocación cómica. La Consejera actúa como si fuera delegada de la industria contaminante de Asturias", añadió y exigió más "controles e inspecciones" al sector fabril. "Focalizar el problema únicamente sobre el tráfico es tomar por el pito del sereno a este equipo de gobierno y a los vecinos de Oviedo", afirmó.

Estas reacciones llegaron tras una reunión que Belén Fernández, y el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, mantuvieron ayer por la tarde y que se celebró en la sede de la Consejería en Llamaquique. A ella también asistieron Fernández del Páramo e Iván Fernández.

La Consejera y el Alcalde hicieron un paréntesis durante el encuentro para explicar que en los próximos días intensificarán las mediciones en el entorno del Palacio de los Deportes, con nuevos equipos.

Las restricciones de tráfico, el riego y la lluvia caída estos últimos días han devuelto la atmósfera a la normalidad en el área de Ventanielles, según Belén Fernández. "Todo apunta a que el tráfico es la fundamental fuente de contaminación, aunque hay otros factores como las calefacciones urbanas que también hay que analizar", manifestó la Consejera.

El Ayuntamiento elaborará un inventario de los focos de contaminación existentes en el municipio y el Principado revisará la serie histórica de mediciones para asociarlas a algún factor -clima, tráfico o actividad industrial-. Todo ello se pondrá sobre la mesa en una nueva reunión entre el Principado y el Ayuntamiento, a celebrar la semana del 21 de diciembre y de la que saldrán nuevas actuaciones. "Lo primero es saber las causas de esa contaminación, luego podremos actuar", indicó el Alcalde, menos tajante que la Consejera al señalar al tráfico como causa de la contaminación, aunque reconoció que la restricción del tráfico ha tenido un efecto "instantáneo". "Era la única medida que podíamos adoptar", reconoció el Alcalde.

Belén Fernández destacó la excepcionalidad de la situación de Oviedo en los últimos días, tras seis jornadas consecutivas con mediciones en la estación del Palacio de los Deportes por encima de lo permitido por la normativa europea. "Un episodio semejante no se repite en ninguna otra parte de Asturias", señaló la Consejera y explicó que, si bien en la estación de Arobias-Matadero de Avilés se registran niveles por encima de los límites legales durante más días al año, la situación no es comparable a la de Oviedo, ya que aquella es una zona industrial y la de la capital está densamente poblada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine