Lne.es »
Centro

"Se llena un vacío en la historia de la ciudad"

Carlos del Cano presenta en un libro lugares de ocio hoy desaparecidos y destaca la ruta de los vinos en la calle San Bernabé

16.12.2015 | 04:09
De izquierda a derecha, Manuel Calvo, Paco García, Carlos del Cano y Álvaro Díez, ayer, en el pub Corner´s durante la presentación del libro.

"Un libro que es fruto de la colaboración de mucha gente". Así resumió ayer Carlos del Cano Borbón su obra "Historias del ocio", presentada ayer en la ciudad y que repasa los lugares públicos desaparecidos que en algún momento fueron emblemáticos. Del Cano aseguró que en la publicación colaboraron "desde el nieto de Perón, el del bar la Perucha, del Rosal; hasta Arango, descendiente del fundador de los cines de la cadena familiar, pasando por Álvaro Orejas, que me facilitó la fotografía de la portada, la del patio de butacas del cine Ayala, que era de su familia", agradeció Del Cano.

Para el autor, el establecimiento que tiene un significado más especial es la discoteca Arizona, que abría sus puertas en la prolongación de González Besada, "donde conocí a mí mujer". Después figura su primera ruta de los vinos, en la calle San Bernabé, con el Manantial y el Artabe a la cabeza.

"Historias del ocio de Oviedo", presentado ayer en el mítico pub Corner's, es el título de una publicación con más de 900 fotografías. El autor presentó el libro junto a Álvaro Díez, Paco García y Manuel Calvo, amigos y compañeros de blogs.

La elección del lugar para el acto no fue casual, ya que la nueva publicación profundiza en la historia de los establecimientos de ocio más emblemáticos de la ciudad, desde los que nacieron a finales del siglo XIX, como Casa Lobato, pasando por los cafés y cabarets que tuvieron su esplendor en los felices años veinte del pasado siglo, hasta los bares y discotecas que estuvieron de moda en la década de los ochenta.

"Los ovetenses estamos de enhorabuena porque esta publicación es una aportación muy importante que llena un vacío que había en la historia de la ciudad", comentó a modo de introducción Paco García. "Desaparecieron los cines, pero los ovetenses nunca olvidaremos cuando los había", sentenció. Una obra, en definitiva, que viene a llenar un importante hueco que había hasta ahora en la historia de los teatros, circos, viejos cafés, tabernas, bares, chigres, merenderos, sidrerías, cabarets, salas de fiestas, cines, pub y discotecas, como detalla el autor en el subtítulo.

El libro lo prologa el escritor y colaborador de LA NUEVA ESPAÑA Ignacio Gracia Noriega, que lo resumió como "un regalo para los ovetenses decididos a abrir el cofre de los recuerdos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine