La transformación del entorno, determinante en el destino de la iglesia

20.12.2015 | 05:10

San Julián de los Prados es monumento histórico artístico desde junio de 1917 y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1998. La iglesia, que fue levantada en el siglo IX en un entorno netamente rural, está dedicado a los santos mártires egipcios Julián y Basilisa. El monumento prerrománico ha sido absorbido por la ciudad, en su crecimiento urbano, y ahora está rodeada de bloques de viviendas; la autopista "Y"pasa a pocos metros de él. Expuesto a la contaminación y a las vibraciones que produce el tránsito de automóviles, su destino está a menudo en boca de los políticos. Aún espera una solución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine