ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Lne.es »

El HUCA tiene casi imposible cerrar 2015 sin lista de espera de más de seis meses

El complejo sanitario de La Cadellada terminó noviembre con 1.106 enfermos que aguardaban más de 180 días para ser intervenidos

22.12.2015 | 04:18
Fachada del edificio de hospitalización del nuevo HUCA.

El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tiene casi imposible -o sin el casi- terminar el año sin pacientes con más de seis meses de espera para operarse. El objetivo de la Consejería de Sanidad del Principado para toda la sanidad regional no podrá hacerse realidad en el complejo sanitario de Oviedo, según se deduce de los datos de finales de noviembre, publicados ayer en la página web del Departamento que dirige Francisco del Busto.

El HUCA concluyó el mes pasado con 1.106 enfermos que presentaban demoras quirúrgicas superiores a los 180 días, a los que hay que sumar 11 en el Hospital Monte Naranco. Las intervenciones más frecuentes en este apartado son las de traumatología (473 en el Central y las 11 del Monte Naranco). A estas mismas alturas del año pasado, los datos de los dos hospitales públicos de Oviedo eran ligeramente peores, y en el Central no fue posible -ni de lejos- erradicar las demoras superiores a medio año antes del final del ejercicio.

Fuentes sanitarias consultadas por este periódico señalaron que la supresión de las esperas de más de seis meses de aquí a fin de año es "entre muy difícil e imposible" en el HUCA, y mucho más asequible en el Monte Naranco. Las mismas fuentes indicaron que en el momento actual el objetivo de las autoridades sanitarias seguramente consiste en "terminar el año mejor de lo que terminó 2014", cuando tanto la Consejería de Sanidad como el Servicio de Salud del Principado (Sespa) estaban llevados por equipos distintos a los actuales. El Central concluyó el año pasado concluyó con 959 enfermos de más de medio año; el Monte Naranco, sin ninguno.

La frontera de los 180 días es significativa en la sanidad pública regional. Ya hace años que el Gobierno autonómico la situó como línea de separación entre lo aceptable y lo inaceptable. Durante algunos años, la Consejería de Sanidad logró cumplir el objetivo, pero en los últimos tiempos se le ha atragantado de forma sistemática.

Ya hace varios meses que los equipos directivos de los hospitales venían centrando sus mayores esfuerzos en las demoras de más de 180 días. Sin embargo, algunos profesionales de los servicios quirúrgicos del HUCA habían advertido de que si no se programaban más horas de quirófano las posibilidades de mejora eran "muy limitadas". La demanda de más horas implicaría el establecimiento de actividad extraordinaria ("peonadas", en el argot sanitario), algo que el anterior equipo dirigente de la Consejería suprimió casi por completo y que el actual equipo ha mantenido en las mismas condiciones en que se lo encontró.

El año pasado, el conjunto de la sanidad regional cerró el ejercicio con 1.039 enfermos que registraban demoras quirúrgicas superiores a los seis meses. De ellos, como ya se ha dicho, 959 eran del Hospital Central. Si este mes de diciembre se comporta como el de 2014, el HUCA concluirá el año con una cifra algo más baja; pero llegar a cero parece inviable desde todos los puntos de vista.

El Sespa intensificó a lo largo del pasado mes de noviembre las derivaciones de pacientes a los hospitales concertados. Pero las posibilidades que ofrece esta dinámica son restringidas, pues la capacidad de los citados centros sanitarios no puede multiplicarse de un día para otro. De otra parte, el mes de diciembre no es un mes de actividad quirúrgica intensa a causa de las numerosas fiestas que jalonan el calendario.

Sanidad también difundió ayer los datos de espera para consultas externas y exploraciones diagnósticas. En el epígrafe de las pruebas (TAC, resonancia, mamografía...), el HUCA registraba a finales de noviembre 9.919 pendientes de ser realizadas, a las que hay que sumar las 3.360 del Monte Naranco. En octubre eran 9.782 y 3.381, respectivamente. En ambos centros se ha reducido la cifra de ecografías pendientes, y en el HUCA han aumentado de forma sensible los pacientes en espera de una resonancia.

En cuanto a las primeras consultas, en toda Asturias estaban pendientes el pasado 30 de noviembre un total de 71.107. Sanidad no desglosa estos datos por áreas sanitarias. Lo que sí queda claro es que este capítulo parece crecer de forma exponencial. A finales de octubre estaban en espera 67.388 consultas. Las más numerosas son las de traumatología (13.061), oftalmología (11.573) y dermatología (9.667).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine