Lne.es »

Dos conductores "se van a dormir a casa" tras estrellar sus vehículos en la calle

Una mujer abandona el coche empotrado en una farola y un joven se da a la fuga después de chocar contra un escaparate

26.12.2015 | 03:56
Esquina de la floristería de Río Nalón tras el impacto del coche.

Dos conductores se dieron a la fuga tras estrellar sus vehículos en la vía pública a primera hora de la mañana de Navidad. El primero en Ventanielles y el segundo -una mujer- en el entorno del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en el barrio de Prado de la Vega.

La Policía Local acudió ayer al domicilio de una familia en la calle Río Narcea en busca de un conductor fugado. Abrió la puerta la madre sin tener ni idea de lo que pasaba. Su hijo dormía plácidamente en su habitación. No hacía mucho que había llegado tras estacionar el coche delante de casa. Los agentes le comunicaron que el joven había estrellado el vehículo contra el escaparate de una floristería hacia las 7.40 horas en Río Nalón, apenas a unas calles de distancia. Al parecer, dio marcha atrás después de chocar contra la tienda y continuó su camino como si tal cosa hasta aparcar junto a su domicilio.

Dos horas y cuarenta minutos más tarde, una mujer colisionó su coche contra una farola de la avenida de Lisboa, cerca del HUCA. Eso es todo lo que la Policía Local sabe con seguridad del accidente porque al acudir hasta el lugar del siniestro alertada por los vecinos descubrió que no había nadie dentro del vehículo, que permanecía empotrado en la columna de metal.

Según los agentes, ambos conductores se dieron a la fuga probablemente "para irse a dormir a casa" sin ser conscientes de lo que habían hecho y ninguno se sometió a las pruebas de alcoholemia. Además, al cierre de esta edición, seguían sin poder localizar a la mujer que se estrelló contra la farola.

Los números de las matrículas fueron decisivos para conocer la identidad de los propietarios y los conductores de ambos coches. En el caso de la mujer, la Policía fue al servicio de Urgencias del Hospital e hizo un llamamiento a los centros de salud del municipio para intentar dar con su paradero, pero no estaba ingresada en ningún complejo sanitario. Tampoco el conductor del primer vehículo siniestrado recibió asistencia médica tras el accidente.

El vehículo estacionado en la calle Río Narcea presentaba una abolladura y daños materiales compatibles con un choque contra la esquina de un escaparate, mientras que el segundo coche siniestrado tuvo que ser retirado a media mañana de la vía.

Los vecinos alertaron a la Policía Local de ambos accidentes y colaboraron activamente en la búsqueda de los conductores.

Según la Policía Local, no hubo incidentes reseñables en Oviedo durante la Nochebuena, por lo que se centra en investigar las causas de los accidentes de Ventanielles y Prado de la Vega gracias a análisis de las cámaras de seguridad del entorno y al testimonio de algunos testigos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine