Lne.es »

La cuatreada no olvida a los suyos

La Peña El Biche aprovecha la final del torneo en memoria de Ovidio Rea para recordar a su jugador Vicente Merchán, fallecido durante una de las eliminatorias del campeonato

26.12.2015 | 04:15

El término "familia bolística" que a menudo se emplea para referirse al conjunto de peñas, jugadores y aficionados del deporte autóctono no surgió por casualidad. El carácter noble del deporte de la cuatreada, el buen ambiente que preside las partidas y la capacidad de convertir la competitividad en simple piquilla son aspectos que han hecho que los bolos afronten sus triunfos y fracasos y sus penas y alegrías como se un núcleo familiar se tratase y todo ello quedó constante la pasada semana en la bolera Valentín Palacio de Pola de Siero, en la que la Peña El Biche y el resto de equipos de Siero aprovecharon una partida de bolos para recordar a dos de sus miembros desaparecidos.

La cita no fue otra que la final del V Memorial Ovidio Rea. Este torneo fue creado hace cuatro años para recordar la figura de una persona que durante muchas décadas dedicó buena parte de su tiempo libre a trabajar por los bolos y animar a muchos jóvenes a que se sumaran a la práctica del deporte autóctono.

Curiosamente, este año alcanzaron la final del torneo dos de los jóvenes que lanzaron sus primeras bolas bajo la supervisión y los consejos del propio Rea. Se trata de Juan Villanueva y Abelardo López, ambos enrolados en la Peña El Arenal de Carbayín, que dieron sus primeros pasos con la Peña El Biche, organizadora del torneo y de la que el entusiasta homenajeado formó parte hasta su fallecimiento.

Juan y Abelardo fueron la sorpresa de un campeonato que finalmente no lograron ganar. En la final cedieron ante los principales favoritos, Ramiro Paniceres y Rosendo Blanco, de la peña local, que, sin embargo, las pasaron canutas para terminar venciendo por 14 a 11, teniendo incluso que remontar. Algo inesperado, pues este torneo dedicado a jugadores de Segunda y Tercera Categoría tuvo como participante aun Ramiro que en su día ya fue campeón absoluto de Asturias, pero este año militó en Segunda Categoría de manera casual tras descender a consecuencia de un accidente laboral el pasado año.

Un recuerdo muy especial. El resultado fue lo de menos, pues la atención estaba puesta en otras personas. Además del propio Ovidio Rea, cuyo nieto Bruno entregó orgulloso los premios a los primeros clasificados del campeonato, el protagonismo fue para Vicente Merchán, jugador de 67 años de la Peña El Biche que el 23 de noviembre falleció en plena partida de cuartos de final del campeonato. Merchán I, como se le conoce en el mundo de los bolos, se inscribió para la cita junto al joven Alejandro Rodríguez. En la primera ronda, la pareja derrotó a José y Fernando, de Les Escueles de Collao, y en cuartos de final iban ganando por 9 a 8 cuando el jugador de Carbayín se notó indispuesto. Minutos después los médicos certificaban su muerte ante la conmoción de todos los presentes.

Fue tal la gravedad de los hechos, que en un primer instante algunos incluso se plantearon la suspensión del campeonato. Finalmente, la decisión fue otra. "Seguramente el querría que se jugara y así se hará", plantearon los organizadores con el presidente de El Biche, Tino Vigil, a la cabeza, que optó porque Juan Rodríguez sustituyera a Merchán I en las eliminatorias.

Finalmente, en la partida de repetición, Alejandro y Juan Rodríguez derrotaron a Miguel Mier -que fue sustituido por Eloy Ibáñez- y Roberto Cobo (El Cuqui) , sus rivales en la fatídica jornada, y luego caerían en semifinales ante los propios Ramiro y Rosendo en una partida de gran nivel.

Emotivo homenaje. No pudieron Alejandro y Juan dedicar el triunfo a su compañero desaparecido, pero sí lo hicieron Ramiro y Rosendo, también compañeros de filas en los torneos de equipos en el último año. Un triunfo que tampoco quiso perderse la familia de Vicente Merchán, que recibió una placa conmemorativa en los prolegómenos de la partida. "Quiero agradeceros todo y recordaros que el estaba feliz y encantado con vosotros", señaló, emocionada, su hija Verónica Merchán, que acudió a la bolera acompañada por otros familiares como su también hijo Vicente y su hermano José Antonio, triple campeón mundial, popularmente conocido en el mundo de los bolos como Merchán III.

Unos actos que llenaron de emoción al numeroso público que asistió a la última jornada de esta modesta competición que cada año cuenta con mayor concurrencia de los jugadores de las peñas de Siero, que siempre son ejemplo de organización de torneos conjuntos como es el Memorial Cajetilla o el Memorial Pepe Luis Quirós que celebró su primera edición.

Un éxito tanto de organización como de participación que no sería posible sin la unidad, cariño y afecto existente entre los alrededor de un centenar de jugadores de las diferentes categorías con las que cuenta el municipio sierense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine