Así es mi pueblo... Parroquia de El Fresno (Grado) (III)

Al calor de la cocina de Luz

La primera casa que hay en El Fresno entrando desde Grado es la de una pareja de entrañables valdesanos que residen allí desde 1979

09.01.2016 | 04:29

Dos casas son las que forman la entidad de Requeixada, en la parroquia del Fresno. Desde allí, con tiempo claro, las vistas son espectaculares y se divisa Grado con total claridad. Requeixada forma parte de la parroquia de El Fresno y la localidad del mismo nombre junto con Alvare (Álvaré), cuyos vecinos protagonizarán las próximas páginas de esta sección; La Caridad (Caridá), Los Fornos, Los Macetes, Las Novales y La Tronca.

En El Fresno vive junto a la impresionante ermita de Nuestra Señora del Fresno, una vecina muy querida en su entorno: Cruz García Rodríguez, que trabajó duro a lo largo de toda su vida y que, a día de hoy, disfruta con su tiempo de lectura o bien tejiendo lana o a ganchillo. Curiosamente su casa se encuentra en Salas mientras que, al tiempo, pertenece a la parroquia de El Fresno. A punto de cumplir los 84 años, dice que ella es "del Fresno por vocación y de corazón". Un sentimiento igual tienen otros entrañables vecinos: Luz García Rodríguez y su marido Manuel Rodríguez Fernández, que nos acogen al calor de su cocina, en un día de frio invierno, para compartir recuerdos. Así destacan ambos que "por aquí pasan muchos peregrinos y algunos a veces se sientan en una especie de banco que tenemos fuera a descansar o a comer algo. En ocasiones nos han pedido agua", recuerda Manuel mientras que Luz García añade que su casa "es la primera de El Fresno según vienes de Grado". Nacidos en Valdés, compraron su casa en este lugar en el que echaron sus raíces allá por 1979.

Otros vecinos que presumen de parroquia son Sindo Suárez y Pili Álvarez quien, al igual que los anteriores, y como sucede con José Luis Suárez, también residen en El Fresno. A éste último le gustaría que el Ayuntamiento no fuera tan riguroso con su normativa a la hora de realizar reformas u obras en las propiedades, pues eso favorecería el regreso de los jóvenes y contribuiría a que los pueblos no se quedaran abandonados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine