Lne.es »

Oviedo desenvaina sin cortarse

El certamen "Unidos por la espada" reúne en el Auditorio a integrantes de 15 asociaciones deportivas y culturales que están relacionadas con el arma de acero

10.01.2016 | 17:19

Detrás de un sable o de una katana hay mucho más que un arma de guerra y ayer quedó muy claro en Oviedo. Integrantes de quince asociaciones culturales y clubes deportivos de la región se dieron cita en el Auditorio Príncipe Felipe para tomar parte en la primera edición del certamen "Unidos por la espada", una iniciativa que nace con vocación de continuidad y que pretende ser un escaparate para dar a conocer todas aquellas disciplinas y manifestaciones culturales que giran en torno a un instrumento originalmente concebido para matar. "Las espadas hoy en día sirven para unir y no para separar. Además de ser como un libro de historia ofrecen un montón de posibilidades", asegura Rubén Rodríguez, el presidente de la asociación encargada de organizar el encuentro (Padma).

Después de la presentación oficial de las jornadas, no quedaba sino batirse. Los primeros en empuñar el acero fueron los deportistas Alejandro Polo y Manuel Alonso, que ofrecieron una exhibición de esgrima deportiva. A continuación les tocó el turno a los integrantes de "Astur Fraternitas", representantes asturianos en la liga de combate medieval, un deporte de contacto que se está extendiendo a pasos agigantados por toda Europa y en el que los combatientes se golpean con espadas, mazas, hachas y escudos de época. En las competiciones se llegan a organizar combates entre dos bandos integrados por hasta 21 guerreros. En este caso no hubo pelea, sólo mostrar las armaduras, los cascos y las armas que se emplean para este deporte sirvió para impresionar al público. "Es más de lo que parece, al final se producen lesiones más graves jugando al fútbol o al baloncesto", asegura convencido Michael Krupnik, de "Astur Fraternitas".

Los miembros de la Asociación Cultural "La Guardia", centrada en la recreación histórica, desvelaron los secretos de la batalla con espadas ataviados con las armas y los ropajes de distintas épocas. Además, hubo una exhibición de iaido -una disciplina dedicada al manejo de la katana centrándose en las técnicas de desenvainado- y otra de jodo, el arte que enseña a utilizar un bastón para combatir a un oponente armado con un katana. Los asistentes a la cita del Auditorio, cuyo patio de butacas estuvo muy concurrido, también vieron combates y exhibiciones de otras disciplinas y artes marciales, como el kendo (a cargo del colectivo "Kendo Oviedo"), nin-jutsu (escuela "Ruz Ryu"), jujutsu ("Takamura ha shindo Yoshin Ryu"), tai-chi (centros "3armonias" y "Taijinatural"), esgrima antigua ("Escuela Asturiana de Esgrima Antigua"), esgrima de recreación (Padme y Asociación de Recreación Medieval), wu shu ("Ying Yang Asturias" y gimnasio "Oviedo Sport") o wing weapon (colectivo "Hijos del lobo"). Las espadas estuvieron por todo lo alto durante casi tres horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine