Lne.es »

Lorenzo Arias: "Santullano recoge el alcance de Alfonso II como monarca"

El profesor de Historia del Arte desvela la asimetría, los tres niveles que ocupan las pinturas y la iconografía más curiosa de la iglesia prerrománica

12.01.2016 | 04:09
El salón de actos del Real Instituto de Estudios Asturianos, ayer, repleto de público para escuchar la conferencia.

El éxito de la exposición "Santullano desvelado. 100 años del descubrimiento de las pinturas de San Julián de los Prados", que acoge el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA), se volvió a confirmar ayer, con un nuevo episodio de su ciclo de conferencias. El profesor de Historia del Arte de la Universidad de Oviedo Lorenzo Arias Páramo consiguió llenar de público todas las filas de butacas del interior del salón de actos y los bancos instalados en los pasillos colindantes, además de reunir a decenas de personas en todos los espacios a los que llegaba al sonido, a las que no les importó quedarse de pie para disfrutar de su ponencia, titulada "Iconografía de las pinturas de San Julián de los Prados".

El profesor explicó que este templo, que alberga el conjunto de pintura mural altomedieval más importante por su superficie de Europa occidental, "es una de las iglesias que emulaba y recogía el alcance de Alfonso II como monarca, lo que le otorga un carácter interesante". Este rey, conocido como "el Casto", promocionó la construcción de esta "iglesia palatina" en la que realiza una producción artística que incorpora a la pintura mural y que se van a utilizar en "lugares de culto". Así, Lorenzo Arias fue descubriendo la curiosa iconografía que aparece en las diferentes partes de San Julián de los Prados, la jerarquización en tres niveles que establecen sus pinturas, "muy propia del mundo bizantino", dice. Y la asimetría que las caracteriza, repitiéndose en los dos lados las mismas pinturas de manera simétrica, pero dispuestas de manera enfrentada, otorgándole ese carácter de asimetría. Además, el profesor de Historia del Arte subrayó un hecho "de sumo interés" que se produce en los programas pictóricos de Santullano, "la filtración de la luz que se utiliza como un elemento más".

Observando los tres niveles de pinturas, Lorenzo Arias consiguió trasladar a los espectadores al interior de Santullano. En el primer nivel, situado en la parte inferior de las paredes, columnas y hasta los arcos, aparece "una creación austera, que hace imitaciones de placas marmóreas, intarsia y crustae". En el segundo nivel, "la zona central", surgen impostas que parecen unirse para crear maravillosas ventanas fingidas. En el último nivel, Arias descubre "la ciudad de Dios", el espacio pictórico más sagrado, en el que se representan los textos de la Biblia, los velos del tabernáculo y la cruz, "una imagen decisiva de este templo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine