Lne.es »

"Una empresa con un plan de prevención está activa contra el delito", dice Gorostiza

El fiscal en excedencia destaca que la ley implica cada vez más a las sociedades y pone como ejemplo el "caso Neymar"

13.01.2016 | 04:04
Por la izquierda, Javier Goizueta, Íñigo Gorostiza y Jesús Sanmartín.

La ley cada vez es más dura con las empresas y con las personas que en su seno cometen delitos económicos, por eso es "más que recomendable" contar con planes de prevención bien desarrollados que impidan actuaciones ilícitas o minimicen sus consecuencias en caso de que estas existan. A grandes rasgos, ese fue el mensaje transmitido ayer por Íñigo Gorostiza durante la charla "La empresa asturiana y el delito penal económico", una conferencia ofrecida por el fiscal de delitos económicos en excedencia en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA. "Una empresa con un plan de prevención estará preparada y activa contra el delito", recalca el ponente.

El propio Gorostiza alertó a los presentes antes de comenzar con su intervención: "El contenido de la charla es bastante engorroso y técnico, reconozco que es difícil hacerlo divertido, pero el tema lo exige". No en vano, Íñigo Gorostiza hizo un extenso repaso por las diferentes reformas legislativas que se han llevado a cabo en los últimos años -sobre todo en cuanto a la aparición de la responsabilidad penal de las personas jurídicas- centrándose especialmente en la modificación del Código Penal que entró en vigor en julio del año 2015, una reforma que en su opinión fue algo precipitada. "Legislar de un modo tan rápido es lo que tiene, que la norma cambia cada poco tiempo y los que tienen que cumplirla a veces la desconocen", sostiene el jurista, que ahora trabaja para un conocido despacho de abogados con sede en Oviedo.

Gorostiza reitera que los planes de prevención de los delitos de las empresas -es decir la autorregulación responsable- es muy importante, pero tampoco rechaza la intervención de las administraciones para que el control sea aún más férreo. "El intervencionismo está bien siempre que no se entorpezca el funcionamiento de las empresas", explica. A lo largo de la sesión, se abordó también la diferencia entre la responsabilidad penal de la persona jurídica y la de la persona física que haya ejecutado materialmente el delito.

Después de la charla se abrió un turno de preguntas y ahí fue donde Gorostiza puso un ejemplo mediático para explicar todo lo que previamente había desarrollado de una forma más técnica: el caso Neymar. "¿Quién iba a pensar que el Barcelona iba a verse investigado por un delito de supuesta corrupción entre particulares?", plantea el jurista

En la charla-coloquio también tomaron parte Javier Goizueta, especialista en derecho de empresa, y Jesús Sanmartín, que en su día fue decano del Colegio de Economistas de Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine