Lne.es »

Tomás García López: "La política es un escaparate de las metodologías sofísticas"

El profesor de Filosofía localiza en la actualidad el reflejo de la retórica epidíctica: "Halagar al público para luego vituperarlo"

19.01.2016 | 04:32
Tomás García López.

Tomás García López es un apasionado de las series periodísticas y literarias que profundizan en los logros de una o varias personas. O como él mismo dice, en las obras que llevan por título: "Vida de". Precisamente la conferencia que ayer impartió en la Fundación Gustavo Bueno -dentro del ciclo de charlas de la Escuela de Filosofía de Oviedo- fue sobre las hazañas de 59 sofistas que han influido en la sociedad actual. Este profesor jubilado tomó como base el libro de Filóstrato de Lemnos, "Vidas de los sofistas", que muestra las enseñanzas y peculiaridades de grandes mentes clásicas, como Protágoras, Polemón o Esquines, entre otros. Para García López, "la política es un escaparate de las viejas metodologías sofísticas, por ejemplo, de la retórica epidíctica que consiste en halagar al público para luego vituperarlo".

El ponente, que ha enseñado Filosofía en Institutos de Secundaria y se jubiló hace cuatro años en el Fleming, presentó su ponencia como una lección que continuará el 15 de febrero con "Los sofistas del presente". Así pues, en esta primera clase analizó la estructura de la obra de Filóstrato, explicó las dudas sobre su autoría, situó geográficamente el lugar de nacimiento del sofista y dio su visión personal acerca de la clasificación de los 59 pensadores del libro.

García López cree que la determinación de la autoría de "Vidas de los sofistas" es una cuestión filológica" plagada de cuestionamientos sobre quién fue Filóstrato. "Hubo varios con el mismo nombre en la misma familia", aclaró el ponente, para quien es fundamental saber que Filóstrato era militar para entender el sentido de su obra. "Nació en Lemnos, un lugar estratégico para el Imperio Romano". Además, el profesor expuso su opinión sobre la clasificación de los 59 sofistas que hizo Filóstrato, "para quien era básico señalar el tipo de voz y gesticulación de cada uno de ellos". Y puso varios ejemplos, como el texto sobre el sofista Favorino: "Hermafrodita...su voz sonaba aguda y estridente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine