Fernández Alameda: "Vivimos sin tener control de lo que nos sucede"

El psicoterapeuta aconseja la terapia Gestalt, basada en la creatividad, para evitar una vida de automatismos que conducen a la depresión

29.01.2016 | 04:14
Mario Fernández Alameda, ayer, durante su conferencia.

"La creatividad, el recurso terapéutico por excelencia" fue el título de la conferencia que pronunció ayer, en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA, Mario Fernández Alameda, psicoterapeuta y fundador del Instituto Gestalt Counselling. Considerado un gurú de la psicología humanista, para empezar su charla afirmó que "las personas tienen derecho a vivir la vida como quieran, aunque pueda parecer un agravio para algunos".

¿Pero qué es la terapia Gestalt? Pues nada menos y nada más, en líneas generales, que saber escuchar a las personas, preguntarles qué creen que les pasa y por qué. "Pero lamentablemente pocas se lo preguntan porque no tienen tiempo para ello. Vivimos demasiado deprisa para poder reflexionar sobre nosotros mismos", lamentó Fernández Alameda.

Al hilo de esto, lanzó un aviso a navegantes demasiado ocupados: "Parece que vivimos sin tener control de lo que nos sucede". Por eso propone un proceso reflexivo para que nos preguntemos si hacemos lo que queremos y por qué lo hacemos. "De lo contrario terminaremos en una vida de automatismo, después en la depresión y más tarde en las enfermedades físicas", advirtió.

Para evitar todo esto Mario Fernández aconsejó recurrir a la creatividad, "que está a nuestro lado aunque no lo sepamos, y tenemos que esforzarnos en encontrarla, porque nos puede cambiar la vida".

Al hilo de esta afirmación explicó también que la terapia Gestalt es una filosofía de vida en la que la persona asume los valores de autorrespeto, autorresponsabilidad sobre todo lo que siente, piensa y hace, relacionándose con los demás y con su entorno de forma abierta y madura.

"La Gestalt, en definitiva, representa un encuentro sincero contigo mismo, un encuentro entre tú y tú, cara a cara, sin que nada de ti tenga que ser reprochado, juzgado ni desterrado", resumió el conferenciante. "Por eso ayudamos a las personas a saber lo que les pasa para que lo puedan modificar", resumió a modo de conclusión el psicoterapeuta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine