Lne.es »

El Alcalde, a los cofrades: "El balcón municipal es para actos del Ayuntamiento"

El regidor insta a la Junta de Hermandades a que use el local que tiene frente al Consistorio para el acto central de la procesión de la Madrugá

11.02.2016 | 04:14
La bandera arcoíris que lució en el balcón. El tripartito autorizó en junio la colocación de la bandera arcoíris del colectivo homosexual, que causó cierta polémica en la ciudad. En la imagen, Ana Taboada, Wenceslao López y Manuel González, del colectivo Xega, el día de la colocación de la bandera arcoíris en un balcón municipal.

El gobierno local (Somos, PSOE e IU) ya ha comunicado a la Hermandad de los Estudiantes de Semana Santa que no les cederá el balcón del Ayuntamiento para el acto central de la procesión de la Madrugá, que tendrá en la madrugada del Jueves Santo al Viernes Santo (25 y 25 de marzo). A través de un escrito fechado el pasado 29 de enero, el alcalde, Wenceslao López, les explica a los cofrades que "el uso del balcón queda circunscrito exclusivamente a actos promovidos directamente por el Ayuntamiento de Oviedo".

Los Estudiantes presentaron una solicitud el 13 de enero en la que pedían el uso del balcón para la lectura de la sentencia de Poncio Pilatos, que condenó a la cruz a Cristo y a cantar una saeta durante la procesión de la Madrugá de Semana Santa. Además del espacio, pidieron al gobierno que les pusiera megafonía y un foco de luz. "Como en años precedentes, nos gustaría leer la sentencia desde el balcón del Ayuntamiento, en uno de los momentos más emotivos e importantes de la procesión (...). Se precisa de megafonía y un foco de luz", escribió en su petición Ramón de Cangas Morán, de los Estudiantes. La respuesta del regidor, que se ampara en la decisión del gobierno, fue negativa. El gobierno no les cederá el balcón ni la megafonía ni el foco de luz.

En su escrito a los cofrades, el Alcalde les insta a usar el local municipal del que disponen en un edificio situado frente al Ayuntamiento, en la misma plaza de la Constitución. "Entendemos que desde allí podría desarrollarse el acto sin problemas", escribe Wenceslao López. Fuentes municipales añaden que la decisión no está fundamentada por el contenido religioso del acto en sí sino que se trata una forma de actuar del nuevo gobierno respecto a la cesión de lugares públicos. "Nadie juzga el contenido de las procesiones. Hay un respeto absoluto en ese sentido. Sólo se responde a una petición de utilizar un espacio público", agregan las mismas fuentes.

En el gobierno insisten en que la política acordada es que el balcón se ceda sólo para actos que promueva el propio Ayuntamiento. Uno de ellos, por ejemplo, fue la colocación de la bandera arcoíris del colectivo homosexual el pasado mes de junio, que causó polémica en la ciudad. El balcón municipal también se utilizó para el pregón de las fiestas de San Mateo, en el que participaron jugadores del Real Oviedo, y también para el Día contra la Violencia de Género, celebrado el pasado 25 de noviembre. El tripartito denegó el espacio, por contra, para la colocación de la pancarta de las Marchas de la Dignidad durante la ocupación consistorial en el mes de octubre. Los manifestantes pusieron la pancarta en un edificio frente al Consistorio.

La polémica en torno a la cesión del balcón municipal se engloba dentro de una serie de decisiones del tripartito sobre la Semana Santa que no han sentado bien en la Junta de Hermandades. El gobierno suprimirá la subvención de 21.000 euros que, anualmente, recibían los cofrades y tampoco permitirá a bomberos y policías locales participar como escoltas con el traje oficial. El tripartito alega para esta decisión "motivos económicos". De hecho, según datos que maneja el gobierno local, las tres escoltas con traje de gala que realiza la policía cuestan un total de 1.815 euros. La única escolta que realizan los bomberos es de unos 500 euros. En cuanto a la subvención anual, Wenceslao López ya explicó que podrán acceder a ella presentando un proyecto a través de un concurso público en el marco de la nueva política para conceder subvenciones que busca, dijo, "acabar con las ayudas concedidas a dedo".

Los cofrades sospechan que esta serie de decisiones del gobierno tiene que ver con una "discriminación" por el asunto religioso, algo que niegan en el tripartito. Hace días, el gobierno autorizó la ocupación de las calles para las procesiones y se hará cargo de la cartelería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine