Lne.es »
La celebración del Antroxu en la ciudad

El agua echa al Carnaval de la calle

El certamen infantil se llevó al Filarmónica por la lluvia Hoy se celebran el pasacalles, el concurso de disfraces y el entierro de la Sardina, a la espera de que el tiempo dé una tregua

13.02.2016 | 04:51
El agua echa al Carnaval de la calle

La lluvia obligó ayer a que las actividades del Carnaval infantil, programadas para la plaza de la Catedral y el claustro del Edificio Histórico de la Universidad, se trasladaran al teatro Filarmónica. Estaba previsto que fueran respectivamente los escenarios de lujo para el concurso de disfraces y para el espectáculo musical "Carvulandia". Pero como los responsables de la Sociedad Ovetense de Festejo (SOF) fueron previsores, no hubo que suspender las celebraciones.

Los más de ochenta niños que participaron en el concurso carnavalesco desfilaron alegres y con música animada por el escenario del Filarmónica, que estaba de público hasta la bandera. No era para menos, porque los pequeños se superan cada año con la originalidad de sus disfraces.

Por eso el jurado lo tuvo tan difícil. En la categoría individual, el primer premio fue para Andrea Méndez (Máquina de coser Singer); el segundo, para Alejandro Rivera (El sorteo del Niño); el tercero, para Itziar Mier (Asturias desde mi objetivo), y el cuarto, para Aroa Calvo (La corchea).

Por grupos el ganador fue "Papelinos brasileños", seguido de "Astur glamour", "Volando voy, volando vengo" y "Alicia en el País de las Maravillas". Por último, en el apartado de parejas la ganadora fue la formada por Rodrigo y Francisco Romero (Locomotora 1.000), seguida de Lucía y María Fernández (Antroxu con malos humos).

Y hoy llega el gran día del Carnaval ovetense, a la espera de que el tiempo dé una tregua: el pasacalles de los adultos, que además este año tendrá más alegres disfraces que en anteriores ediciones. Nada menos que 1.258 personas de distintos lugares de Asturias y de comunidades autónomas vecinas participarán en el evento, la mitad de ellas procedentes de veintitrés centros sociales de Oviedo, y 260 músicos pondrán sus notas en charangas y orquestas.

Después del concurso de disfraces en la plaza de la Catedral y el entierro de la Sardina en Porlier, fin de fiesta de nuevo ante la Catedral con un espectáculo de música electrónica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine