Siero

El Nora se abre camino por el desierto

El noreñense Alberto García y el sierense Javier Álvarez recorrerán 3.000 kilómetros en un Seat Marbella y con sólo una brújula

13.02.2016 | 04:51
Javier Álvarez (a la izquierda) y Alberto García, con el Seat Marbella con el que competirán.

Dos hombres, un viejo Seat Marbella y un destino: superar un recorrido de 3.000 kilómetros a través del desierto marroquí. El noreñense Alberto García y el sierense Javier Álvarez, de El Berrón, competirán el próximo mes de marzo en el Panda Raid, un singular rally de resistencia en el que los participantes han de completar un duro recorrido a bordo de un Fiat Panda o un Seat Marbella.

En la mejor tradición del Dakar, el raid por excelencia, el Panda Raid prima la navegación y la resistencia por encima de otras cualidades. De hecho, esta singular competición desdeña los avances tecnológicos y obliga a sus participantes a retornar al instrumento más básico para orientarse en el desierto: la brújula. Este utensilio y el roadbook que entrega, al inicio del rally, la organización son todas las guías de las que disponen pilotos y copilotos, aparte de su propia pericia al volante y su intuición.

"Yo conduzco, pero todo el tema de la navegación lo lleva Javier, yo no sabría como hacerlo", explica Alberto García, el piloto del equipo. Estos dos amigos conocían el raid por diversas referencias, pero fue merced al contacto con otros competidores cuando se decidieron a participar.

"Llevamos un año preparándonos, pero no fue hasta que dimos con el coche que nos decidimos a apuntaros", explica Alberto García. El vehículo con el que competirán, un Seat Marbella, era de un conocido que nada más le había metido 45.000 kilómetros en más de una década bajo su propiedad.

Para sufragar los gastos contactaron con varios patrocinadores, y organizaron algún evento como una concentración de coches clásicos que se celebró, el pasado fin de semana, en La Figarona.

Pero la aventura de estos dos amigos comienza de verdad el próximo mes de marzo, cuando pondrán rumbo a Madrid para pasar, el día 5, las verificaciones previas al inicio de la competición. Desde allí pondrán rumbo al sur de Marruecos, donde se desarrolla el raid. Además de su propio equipaje, estos dos amigos llevarán 20 kilos de material escolar, un requisito para participar en el Panda Raid, ya que deben donarlo en alguna de las escuelas que se encontrarán durante la tercera etapa del rally. "Queremos pasarlo bien y completar el raid", afirman.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine