Tomás García: "España vive el efecto efebocracia, con jóvenes como Pablo Iglesias"

El profesor compara al líder de Podemos con el sofista "paradigma de la insolencia"

16.02.2016 | 04:09
Tomás García López, durante su exposición en la Escuela de Filosofía de la Fundación Gustavo Bueno.

"Resulta irritante ver a efebos como Pablo Iglesias con esas pretensiones y esas carencias, políticas y de todo tipo", se lamentaba ayer el profesor Tomás García López durante la lección pública que dio en la Escuela de Filosofía de la Fundación Gustavo Bueno. Antes había explicado que "España vive el efecto efebocracia: Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son ejemplos claros de efebocracia", una corriente que promueve "los jóvenes al poder".

El profesor de Filosofía citó "La República", haciendo ver que en ese libro Platón hacía ver que el gobierno sólo se podía asumir a partir de los cincuenta años y que se requerían al menos veinte de estudio para saber algo.

La ponencia de García López estaba dedicada a "los sofistas del presente", entre los que cataloga, entre otros al líder de Podemos, Pablo Iglesias; al periodista Juan Luis Cebrián o al juez Baltasar Garzón.

En su discurso llegó desde la Antigüedad hasta la actualidad y demostró como a través de cierta "metamorfosis" "en nuestro siglo los sofistas renacen bajo formas nuevas". Arrancó con el libro de Filóstrato "Vidas de los sofistas", en el que el erudito hace un retrato de los cincuenta y nueve sofistas griegos y estableció curiosas analogías con la actualidad.

Tomás García López comparó, por ejemplo, a Alejandro Peloplatón, uno de los sofistas a los que retrató Filóstrato, con Pablo Iglesias. Contó que Peloplatón es "el paradigma de la insolencia" y que el César le llegó a echar en cara el exagerado cuidado que demostraba por su cabello algo que, en su opinión, comparte con el político español junto a su costumbre de hacer "imitaciones vulgares de gente vulgar". Tomás García López analizó la tesis doctoral de Pablo Iglesias, de 574 páginas de extensión y dedicada a los movimientos sociales globales, y llegó a la conclusión de que la suya es "la ideología de la indefinición". "Él mismo se declara como un 'enfant terrible' pero se postula para un cargo muy importante", le recriminó.

El profesor de Filosofía puso de manifiesto que "los sofistas eran verdaderos actores de teatro" y que, como ya hizo ver el traductor y Juan José Riaño "los sofistas se reproducirán siempre" y, según García López, lo hacen bajo distintos aspectos. "En la Edad Media los sofistas eran la Iglesia", señaló.

La Escuela de Filosofía de la Fundación Gustavo Bueno continúa mañana con sus actividad, a las 17.00 horas, con la presentación del libro "La historia de la Cátedra de Estética en la universidad española".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine