Lne.es »
La violencia de género, a debate en Oviedo

Bajan las denuncias de malos tratos en Asturias por temor al "qué dirán"

La "vergüenza" en sitios donde "todos se conocen", determinante para ocultar los casos

24.02.2016 | 04:12
Asistentes, ayer, a una de las ponencias.

El número de denuncias por malos tratos en Asturias se ha reducido en el último año. Al contrario de lo que pueda parecer a primera vista, no se trata necesariamente de un buen dato, sino más bien negativo, tal y como diagnosticaron ayer los expertos en la primera sesión de las jornadas sobre violencia de género que organiza hasta hoy en el Auditorio Príncipe el PP regional. Los expertos achacan el descenso a la "vergüenza" de las víctimas en poblaciones pequeñas, "donde todos se conocen".

Según los últimos datos del Observatorio contra la Violencia de Género, 2.359 mujeres en Asturias presentaron en 2015 denuncia por malos tratos, en concreto un 5,1 por ciento menos que el año anterior. La región pasa del noveno al undécimo puesto en la lista de comunidades con mayor índice de denuncias por cada diez mil mujeres. Además, el Principado es la sexta comunidad en la que más ha crecido porcentualmente la violencia machista.

"Que baje el número de denuncias respecto al año anterior es una mala noticia, porque quiere decir que se ha denunciado menos", explicó ayer la jurista Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, en el transcurso de la primera mesa redonda de las jornadas, acompañada del magistrado Ricardo Rodríguez. Ambos estuvieron de acuerdo en que la "ruralidad", vivir en poblaciones donde la mayoría se conoce, es un elemento que contribuye a que se denuncie menos. Según las estadísticas del Observatorio, el 72 por ciento de los malos tratos se producen en territorios con menos de 100.000 habitantes. El miedo y la vergüenza contribuyen, en ocasiones, a silenciar la violencia. "Es importante que los recursos lleguen al lugar más recóndito", indicó Rodríguez, centrado en la protección "efectiva" de la víctima.

Frente a este dato negativo, el Observatorio ha detectado otro más positivo relacionado con la violencia de género en Asturias. De todas las mujeres que denunciaron el año pasado, un 15,9 se retractaron (375 mujeres), tres puntos porcentuales menos que el año anterior. "Se ha reducido bastante el número de renuncias al procedimiento", valoraron los expertos. El dato es positivo porque está demostrado estadísticamente que la reanudación de la convivencia eleva el riesgo, porque el maltratador se siente impune ante la justicia.

Además, según los últimos datos del Observatorio, en la actualidad 788 mujeres cuentan con medidas de protección en Asturias, frente a las 735 dictadas en 2014. De estas medidas, un poco menos de la mitad (323) son órdenes de protección policial. Actualmente ocho maltratadores están controlados en la región con dispositivos telemáticos (pulseras), una tecnología muy bien valorada por los expertos porque, hasta la fecha, no se ha detectado que ninguno de los maltratadores controlados haya cometido un asesinato. En el transcurso de las jornadas también se facilitaron cifras sobre el número de casos que aún permanecen activos en Asturias. Son 1.082 mujeres maltratadas, cuatro más que los que se mantenían activos un año antes, en 2014.

En cuanto al funcionamiento del número de atención a víctimas de la violencia de género, el 016, en la región se detectaron el año pasado 1.259 llamadas, un 5,6 por ciento más que el año anterior. Lo más frecuente es que la propia víctima pida ayuda, por lo que los expertos animaron a las personas de su entorno (familia, vecinos, amigos) a que denuncien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine