Beneficios

El sexo nunca está de más

Las relaciones íntimas son esenciales, según la sexóloga Nayara Malnero, para ayudar a gozar de buena salud

27.02.2016 | 04:13
El sexo nunca está de más

El sexo no sólo es placentero, también es saludable. El disfrute bajo las sábanas contribuye al bienestar físico y al emocional. La psicóloga y sexóloga Nayara Malnero explica y enumera algunos de muchos beneficios para la salud que proporcionan las relaciones íntimas.

Por ejemplo, indica que los encuentros eróticos son "parte esencial" dentro de una pareja. "Está demostrado que las personas que viven en pareja tiene más calidad y esperanza de vida. Se ha comprobado, sobre todo, en el hombre", destaca Malnero. Tener una compañera o compañero de vida es esencial en las relaciones sociales de la persona y contribuye en su felicidad. Pero es que, además, durante el acto sexual se liberan endorfinas, que son las hormonas de la felicidad y ayudan a "encontrarse mejor y aumentar la autoestima".

Y no se queda ahí porque estas hormonas o sustancias que se producen aportan otros beneficios como mejorar el aspecto de la piel, por lo que no es tan descabellado la creencia popular de que se luce mejor cara después de haber practicado sexo.

Nayara Malnero indica un cuarto beneficio: "Se refuerza el sistema inmunológico, por lo que ayuda a nuestras defensas y previene enfermedades". Los expertos destacan que las personas sexualmente activas enferman menos porque su sistema inmunológico se ve reforzado al generar más anticuerpos que alguien que no mantiene relaciones íntimas y está más protegido contra los virus o gérmenes.

Además, esta placentera actividad contribuye a que el aparato reproductor "funcione mejor" y así evitar patologías o atrofias. Por ejemplo, explica que "está demostrado que mantener relaciones sexuales o estimularse ayuda a prevenir el cáncer de próstata", gracias a las eyaculaciones. En el caso de las mujeres, el sexo les ayuda a fortalecer el suelo pélvico y luchar contra la incontinencia urinaria porque los músculos vaginales están más activos y tonificados, indica Nayara Malnero. Cuando ellas tienen un orgasmo se produce una contracción de los músculos del suelo pélvico, lo que fortalece esa zona. Y aquellas que deseen ser madres, han de saber que, además, "los orgasmos, sobre todo en la mujer, incrementan la fertilidad".

Mantener relaciones sexuales con frecuencia provocará, por una parte, que el sexo sea cada vez mejor y también mejora la libido. Las féminas generan lubricación vaginal extra, un aumento del flujo sanguíneo y una mejora de la elasticidad.

El sexo también es un buen aliado contra las enfermedades cardiovasculares porque además de reducir la presión arterial, es "un ejercicio de intensidad baja-media", apunta la sexóloga, por lo que lo puede practicar "cualquier persona" y contribuye a perder peso. Es especialmente adecuado para personas que han sufrido un infarto o sufren alguna patología cardiovascular. "Es un complemento estupendo al ejercicio de caminar", por ejemplo.

Quienes sufren una congestión nasal, tensiones musculares o dolor de cabeza tienen en las relaciones íntimas un buen analgésico natural. Malnero explica que se debe a que durante el orgasmo se produce una "relajación total del cuerpo". Por lo que también puede ser un alivio para los pacientes con dolor crónico. Aunque, eso sí, la sexóloga aconseja "elegir la postura más adecuada".

El sexo, además, ayuda a conciliar el sueño porque las hormonas que se liberan durante un encuentro íntimo consiguen una gran relajación del cuerpo. Por lo que "es más fácil dormir después de tener relaciones sexuales", indica. Así que también es un buen remedio contra el estrés.

Éstas son sólo unas cuantas razones que demuestran que, efectivamente, una vida activa entre las sábanas, además del disfrute, aporta muchos beneficios al organismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine