La Gesta, una fusión natural

Los dos colegios, con 700 alumnos y 60 docentes, volverán a su estado original unificando la dirección el próximo curso

02.03.2016 | 04:12
Vista exterior de los dos colegios, con la separación en el patio.

La fusión de los dos colegios públicos de La Gesta que la Consejería de Educación pretende abordar para el próximo curso devolverá, de alguna manera, el centro escolar a su estado original, al hace casi sesenta años, al menos en el sentido físico: una misma escuela y una misma dirección. La fusión (prometen que no será absorción) no tendría por qué suponer, a priori, grandes cambios, más allá del "ahorro" de un equipo directivo. Entre los dos centros suman alrededor de 700 alumnos y 60 profesores, una plantilla que el Principado mantendrá, según la información trasladada al Consejo Escolar.

Los colegios Gesta I y Gesta II fueron el gran proyecto educativo de los años cincuenta en Oviedo, de la mano de alcaldes como Alonso de Nora y Bertrán Rojo, que configuraron una ciudad educativa en Llamaquique. El actual edificio que ocupan los dos colegios de La Gesta fue inaugurado en 1957 para reemplazar la antigua "Escuela graduada aneja a la normal", que funcionaba en el número 6 de la calle Quintana. Así que el centro escolar echó a andar hace 58 años con seis maestros y un director bajo el nombre Gesta de Oviedo. No existían ni los edificios de las facultades, ni la plaza de la Gesta... el colegio estaba prácticamente solo en medio de un descampado: el Campo de Maniobras. La población fue aumentando progresivamente en el entorno y a los pocos años el centro ya contaba con una matrícula de entre 50 y 60 niños. Estaban divididos en dos zonas, en función del género, pero bajo una misma dirección. Poco a poco se fueron construyendo nuevos equipamientos, pero la matrícula aumentaba tanto que, según relatan en el centro escolar, tuvieron que convertir los roperos en aulas para poder atender la demanda.

El pasado en común debería facilitar la fusión de los centros, aunque habrá que cambiar cosas. Por ejemplo, obras durante el verano para "tirar" los muros que separan un centro del otro; aunque los dos colegios ya comparten el salón de actos y el comedor. Tendrán que hacer esa obra, pero se ahorran otra, porque el colegio Gesta I tiene un polideportivo cubierto, circunstancia que evitará la construcción de un patio cubierto en el colegio Gesta II, un proyecto demandado desde hace años para que los niños no se mojen al salir al recreo.

En cuanto a los programas educativos, los dos centros de La Gesta han ido adaptando estos años su línea pedagógica a los cambios realizados en la enseñanza. Los dos son centros bilingües, siguen un programa de salud, y están al día en nuevas tecnologías.

De los dos colegios, el que cuenta con mayor alumnado es La Gesta I, en concreto 398 estudiantes, mientras que La Gesta II tiene una matrícula de 270 alumnos. En cuanto al profesorado, el centro Gesta I cuenta con una plantilla de 30 maestros, frente a los 27 de Gesta II. Pero sin duda, la circunstancia que más ayudará a que la fusión no sea traumática es el sistema de jornada partida que comparten los colegios. Aunque en los dos centros se ha votado el cambio a jornada continua, el resultado nunca ha reunido los requisitos necesarios para abordar el cambio.

Los padres

A pesar de la tranquilidad trasladada por los centros tras las primeras reuniones con Educación por la fusión, algunos padres (tanto de Gesta I como de Gesta II) se pusieron ayer en contacto con este periódico para criticar la "falta de transparencia". Por ejemplo, padres del Gesta II critican haberse enterado por LA NUEVA ESPAÑA de la fusión. Mientras, en Gesta I algunos temen que la unión de centros implique un "hacinamiento" de los escolares, si finalmente se va a un colegio de "línea cuatro", con cuatro grupos por curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine