Lne.es »
"EN SAN ANDRÉS CADA VEZ QUEDAN MENOS VECINOS; NO ES COMO ANTES QUE TE SENTABAS EN UN BANCO DEL PUEBLO Y CHARLABAS CON TODO EL MUNDO"

"La cocina es mi pasión, tuve un bar y disfrutaba mucho ante los fogones"

"En la vida no queda otra que ser positivo y luchar por lo que se quiere", asegura esta vecina de San Andrés de Trubia enamorada de su pueblo

05.03.2016 | 05:07

Si algo caracteriza a Dori Vázquez Álvarez es su positividad, su fuerza y la gran capacidad creativa que tiene esta vecina de San Andrés de Trubia, que nació en la casa donde vive junto a su familia y que necesita días de 25 horas para hacer todo lo que se propone. Entre una de esas pasiones suyas está la cocina, actividad de la que fue una profesional tiempo atrás, tal como ella misma recuerda: "Tuve un bar once años aquí en San Andrés, Casa Dori. Tengo muy buenos recuerdos de aquel tiempo, me gustaba ver como la gente disfrutaba con lo que preparaba". Posteriormente, y además del cuidado de niños, trabajó buena parte de su vida en una empresa de limpieza.

Dori Vázquez es una enamorada de su pueblo y por él se mueve y trabaja siempre que puede. En el centro social es ella quien de forma gratuita imparte talleres los martes. Acuden doce vecinas, todas de la Asociación de Amas de Casa de San Andrés de Trubia, de la que ella es la secretaria. Desde ganchillo con horquilla -una modalidad muy desconocida por los aficionados a este tipo de trabajos- a clases de patchwork sencillo, realización de árboles de Navidad con corcho reciclado o clases para tejes a dos agujas, lo cierto es que esta mujer hace cuanto puede por mantener activas y entretenidas a sus vecinas, algo que ellas siempre le agradecen.

Eso sí, comenta Dori, tal vez con un punto de tristeza en su voz, que "cada vez somos menos las que vamos a los talleres. Entre los que fallecen y la gente que se fue, San Andrés ha cambiado mucho. Hace años era diferente. Salías por el pueblo, te sentabas en un banquín y charlabas con todo el mundo. Nos conocíamos todos y siempre había un momento para vernos. A día de hoy la verdad es que queda poca gente en el pueblo".

No pide mucho esta mujer cuando reclama mejoras para el lugar en el que vive. Que habiliten una acera para poder ir al centro social, "porque ahora hay que ir por el arcén de la carretera y es peligroso, y también que doten de cobertura para el móvil al pueblo. No es que sea escasa, es que casi ni tenemos. Esperamos que el Ayuntamiento nos resuelva pronto este problema porque no es normal que estemos en esta situación."

Además de su pasión por la cocina y el plato que presenta hoy, "unas patatas hechas a mi manera que espero gusten a los lectores", Dori Vázquez es una artista que, de forma autodidacta, y además de sus pinturas al óleo, también elabora unas preciosas muñecas tejidas a las que no les falta un detalle. Eso sin olvidar las colchas y mantas personalísimas que también realiza por encargo. Optimista y luchadora, contagia su energía al que tiene la suerte de conocerla. Y es que ella lo tiene claro y así lo afirma: "en esta vida no queda otra que ser positivo y luchar por lo que se quiere".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine