Caunedo respalda a la edil Elisa Fernández y destaca su "trayectoria política en AP"

El exalcalde atribuye a un "intercambio de opiniones" las presiones para echar a la edil y advierte sobre las filtraciones: "Los debates, en el grupo"

11.03.2016 | 04:14
Elisa Fernández.

El líder popular en Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, respaldó ayer públicamente a la concejal Elisa Fernández, que el pasado lunes abandonó el Pleno minutos antes de una votación sobre un texto proabortista rechazado por su partido. Caunedo restó importancia a los hechos y le dio su apoyo a la edil, de la que destacó su "trayectoria política en Alianza Popular (AP)". La edil se afilió en Alianza Popular en el año 1986, según confirmaron ayer desde el PP. "Las explicaciones han sido claras", sostuvo el exalcalde, otorgando así validez a la versión de Fernández, que argumentó que abandonó el salón plenario porque recibió una llamada de teléfono y que el hecho de que en ese momento se produjera la votación fue una "casualidad".

Caunedo quiso de esta forma zanjar un asunto que abrió una brecha en el PP al punto de que un concejal de los recién llegados, como ella, pidió el martes, un día después de que sucedieran los hechos, la inmediata expulsión de la edil por haber incumplido la disciplina del grupo. El exalcalde no negó en ningún momento que se hubiera pedido la destitución de la concejal, pero no le dio más importancia y atribuyó esas presiones a un "intercambio de opiniones en tono elevado" por parte de uno de los ediles que forma parte de su grupo más afín.

Los hechos, desvelados el miércoles por LA NUEVA ESPAÑA, provocaron un "terremoto" tanto en el PP como en el entorno del partido en la ciudad. Varios de los concejales conservadores se habían dado cuenta en el propio Pleno de la ausencia de Fernández en la votación, pero guardaron discreción para "dejarlo pasar". Los hechos estaban en un vídeo público, pero se cuidaron de que no trascendiera para evitar más polémicas en un momento en que el partido está en el punto de mira tanto por su pulso estos días con la dirección regional como por la imputación de su líder en la presunta trama del agua.

Lo que molestó en el PP, en realidad, no fue que el asunto de Elisa Fernández se hiciera público sino que trascendiera que desde el propio partido se hubiera pedido su expulsión. Esa situación generó "malestar" a varios de los ediles, entre ellos la propia Elisa Fernández, según confirman distintas fuentes. El propio Caunedo advirtió sobre las filtraciones en su grupo, una cuestión que "trae de cabeza" a varios ediles desde hace tiempo: "Los debates se deben quedar en el grupo", avisó el exalcalde, que negó que hubiera desunión en un grupo con once concejales, siete de ellos incorporados nuevos al Ayuntamiento para este mandato. "El PP es un grupo unido que está trabajando con unos objetivos claros", sentenció Caunedo en una rueda de prensa en el despacho del grupo municipal.

En el entorno popular tampoco gustó que se planteara la expulsión de Fernández. Un grupo de afiliados se puso en contacto con este periódico para amenazar con "contar algunas cosas" si finalmente Caunedo hubiera expulsado a la concejal. "Elisa es de las personas que quieren al partido y que le gusta trabajar por él y por Oviedo. No todos pueden decir lo mismo", aseguraron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine