Lne.es »

El Arzobispo, irónico ante la ausencia del tripartito en la misa: "No pasamos lista"

Sanz Montes respalda a las cofradías y califica de "horror" el "mercadeo" con los refugiados en las fronteras de la UE

21.03.2016 | 09:30
El Arzobispo, irónico ante la ausencia del tripartito en la misa: "No pasamos lista"

Al arzobispo Jesús Sanz Montes no le pilló por sorpresa la ausencia de concejales de gobierno local (Somos, PSOE e IU) en la misa del Domingo de Ramos celebrada ayer en la Catedral, así que cuando se le preguntó se lo tomó con naturalidad. "La invitación se cursa. En el uso de la libertad está el que viene y el que no viene", aseguró en tono pausado, para luego ironizar: "No pasamos lista. Si alguien declina la invitación, tendrá sus razones. En esas razones de algunos habrá un trasfondo y en las de otros no", señaló.

Sanz Montes eludió polemizar sobre las relaciones entre la Iglesia y el tripartito. ¿Y la subvención retirada a la Semana Santa? "No están conculcando ningún derecho. Es una petición como la de cualquier otro colectivo. Entendemos que, en época de precariedad, no haya subvención. Lo que no entenderíamos es que se retire a las cofradías y no a otros colectivos", aseguró el arzobispo. En ese momento, mientras contestaba, esperaba la llegada del Alcalde, Wenceslao López (PSOE), que no fue a la misa pero sí se acercó al tradicional caldo, que este año se ofreció en la Catedral. López negó que hubiera "enfrentamientos" y "tensión" entre el gobierno y la Iglesia. "Cada Corporación tiene su opinión y hay que respetara. Al cambiar la Corporación cambia la opinión y lo que hay que hacer es adaptarse a las circunstancias con tranquilidad y sosiego. Y con respeto", dijo López. Y abundó: "Nunca ha habido tensión. Hay respeto absoluto a la Iglesia, como tiene que ser. La relación es cordial. Como buenos vecinos", añadió.

El Alcalde, al que acompañó la edil socialista Ana Rivas, trató de darle normalidad a la ausencia del gobierno en una celebración que llenó la Catedral, donde era imposible encontrar un sitio en alguno de los bancos. En los primeros se situaron los concejales asistentes: diez del PP (faltó Eduardo Rodríguez, que es cofrade en León) y Luis Pacho, de Ciudadanos. Todos, medalla al cuello, corbatas y tacones, asistieron a la bendición de Ramos y de ahí directos a la Catedral porque este año, por la lluvia, no hubo la habitual procesión por la plaza. El Arzobispo les agradeció su presencia: "Es un gesto que os honra", dijo durante su homilía, en la que reconoció que las instituciones son aconfesionales pero añadió que el "90 por ciento" de los ciudadanos profesan la fe. Sobre las instituciones habló también el líder popular, Agustín Iglesias Caunedo, que dijo que están "para unir y sumar" y de paso atizar al tripartito que, con su ausencia, "parece interesado en crear tensiones y marcar las diferencias en vez de sumar".

Sanz Montes tuvo palabras para el trágico accidente de autobús que tuvo lugar ayer en Tarragona y puso el foco también sobre la crisis de los refugiados. Aquí, el Arzobispo fue contundente: "La situación es dramática. Se está mercadeando con el tema de las fronteras y se están quitando de en medio a los refugiados, que no son turistas", señaló tras la misa. En la propia homilía, Sanz Montes también había dedicado unas palabras al asunto: "Es imposible tener una mirada y una vivencia cristiana de estos días y no conmovernos ante lo que está ocurriendo en las fronteras por la impostura terrorista de unos radicales fundamentalistas que han hecho de Dios, un dios falso en este caso, el pretexto para sus fechorías", afirmó el Arzobispo, que denunció también la existencia de una red de tráfico de niños para el abuso sexual y las redes de pedofilia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine