El tripartito apoya el plan metropolitano apelando a la "solidaridad" entre concejos

El PP tilda de "conjunto de objetivos genéricos" la propuesta de revisión del plan urbano

31.03.2016 | 04:33
Concejales y técnicos, durante la reunión de ayer entre el tripartito y los grupos municipales.

El tripartito que gobierna el Ayuntamiento de Oviedo quiere que la revisión del Plan General de Ordenación (PGO) plasme la "singularidad" de la ciudad y que, a la vez, esté presidida por la "solidaridad con el resto de los municipios limítrofes". Así se manifestó ayer Ignacio Fernández del Páramo, concejal de Urbanismo y Medio Ambiente (Somos), en alusión al plan metropolitano propuesto por el Gobierno del Principado y que trata de establecer criterios de coordinación entre los municipios del centro de Asturias. El edil se mostró mucho más conciliador con el proyecto del Ejecutivo autonómico que los diputados de Podemos en la Junta, quienes habían señalado que el citado plan "no responde a los problemas reales del territorio".

Fernández del Páramo compareció ante los medios de comunicación tras mantener con representantes de todos los grupos municipales una reunión sobre el futuro planeamiento urbano de la capital del Principado. Otras grandes líneas expuestas por Del Páramo apuntan a un descarte total del proyecto de Ronda Norte y también, con un acento particularmente intenso, a una potenciación de la participación ciudadana en el diseño urbanístico "mucho más allá de lo que la ley nos exige".

Desde la oposición, el PP argumentó que la revisión del plan urbano no puede ser abordado sin que antes estén establecidas las conclusiones tanto del plan de movilidad que había puesto en marcha el anterior gobierno municipal del PP como del plan estratégico de la ciudad anunciado por el actual alcalde, Wenceslao López. A juicio del concejal popular Gerardo Antuña, el planteamiento puesto ayer sobre la mesa por el concejal de Urbanismo "es un conjunto de objetivos muy genéricos, producto de una reflexión que hay que concretar más".

Entre tanto, Luis Pacho, de Ciudadanos, reclamó dar prioridad al planeamiento de los terrenos del barrio del Cristo -ocupados durante más de medio siglo por el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)- y de la fábrica de la Vega, y también a los accesos a la ciudad. Pacho demandó "una ruptura con el modelo urbanístico del 'boom' inmobiliario", así como "un mayor protagonismo para el monte Naranco".

Aunque, con Somos y el PSOE, forma parte del tripartito, Izquierda Unida se pronunció después de la reunión por boca de su coordinador en Oviedo, Alejandro Suárez, quien se manifestó de forma vehemente: "Se necesita un cambio de modelo de ciudad porque se ha terminado un cuarto de siglo de mayoría aplastante y porque estamos en otro momento económico. Se terminó que las familias de siempre de Oviedo sigan ejerciendo su señoreo sobre los planes urbanos".

"Recurriendo a un ejemplo clásico, no puede ser que un carril-bici se interrumpa en el mismo punto en el que acaba un municipio", indicó Ignacio Fernández del Páramo para manifestar su disposición a compatibilizar la revisión del plan urbano con las líneas que marque el Consorcio Metropolitano de Asturias, con el que el Ejecutivo autonómico pretende ordenar el centro urbano de la región (los 29 concejos que condensan el 80 por ciento de la población de la región). "El primer punto de nuestra propuesta se titula 'enfoque metropolitano' porque entendemos que los ciudadanos se plantean que la actual división territorial tiene que cambiar", indicó el responsable de Urbanismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine