El hotel Room Mate cierra sus puertas y deja "en el limbo legal" a los trabajadores

La plantilla ha demandado a los dueños del establecimiento y a la empresa que lo explotaba por no dar "ni la carta de despido"

06.04.2016 | 04:12
Fachada del hotel Room Mate, hoy cerrado, en la calle Caveda.

El hotel Room Mate, en la calle Caveda, ha cerrado sus puertas dejando en un "limbo legal" a sus diecisiete trabajadores, que no han recibido carta de despido ni han cobrado una indemnización, por lo que tampoco pueden solicitar el paro. El establecimiento bajó la persiana el jueves pasado, aunque avisó a los empleados el día 15 de marzo. Al parecer, los desacuerdos entre los propietarios, Hotel Clarín S. L., y la empresa que lo explotaba desde hace ocho años, Room Mate S. A., precipitaron la clausura de un alojamiento que, según la plantilla, "tenía buenas cifras de ocupación hasta en temporada baja". Así, los afectados -que están representados por la letrada Lucía Álvarez, han demandado a las dos partes por despido tácito y han puesto el caso en conocimiento de Inspección de Trabajo.

La cadena Room Mate pertenece al empresario Enrique Sarasola. Sus responsables han explicado a LA NUEVA ESPAÑA a través de un comunicado, las razones que les han llevado a cerrar el negocio que tenían en Oviedo: "Tras intentar acordar sin éxito con la propiedad del hotel las inversiones y reparaciones necesarias para adaptar el inmueble a los estándares mínimos de la cadena, nos hemos visto obligados a cesar por nuestra parte la explotación del hotel Romm Mate Marcos, que revierte así de nuevo en la propiedad y que, desde este momento deja de formar parte de la cartera de la compañía".

Este periódico ha intentado en vano ponerse en contacto con la empresa Hotel Clarín S. L., que también regenta otro céntrico hotel en la ciudad. Su máximo responsable está de viaje en el extranjero y no regresará hasta la semana que viene.

La media de edad de los trabajadores del hotel es de 45 años y algunos han trabajado en el alojamiento de la calle Caveda, (antes hotel Clarín) durante más de veinte años. Cuando la cadena Room Mate se hizo con la explotación del establecimiento en 2008, parte de la plantilla fue subrogada. Según Xulio Rodríguez, el asesor sindical de los exempleados, "en caso de finalizar el contrato de explotación en las condiciones pactadas, los trabajadores debían pasar automáticamente a la firma original a través de una subrogación y con sus condiciones laborales".

Sin embargo, ninguna de las dos empresas quiere hacerse cargo de los extrabajadores, "que de la noche a la mañana se han visto privados del sueldo mensual y se han encontrado con la puerta cerrada de su lugar de trabajo", explica Rodríguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine